Copa menstrual: conoce sus ventajas y desventajas

Polémica y desconocida por una gran cantidad de mujeres, defendida hasta el infinito por otras. Resolvemos todas las dudas que puedas tener sobre la copa menstrual y su uso.

Copa menstrual, conoce sus ventajas y desventajas

¿Sabías que las copas menstruales no son un invento reciente, ya que empezaron a utilizarse hace unos ochenta años? De hecho, la primera patente de este invento se registró en Estados Unidos en el año 1932, pero en España no empezó a comercializarse hasta mucho después, concretamente en 2003. Ahora mismo, este objeto se comercializa en cincuenta y cinco países y sus ventas crecen un quince por ciento cada año.

Pero no todo el mundo la conoce y, de hecho, es un tema todavía tabú entre muchas mujeres, pues los rumores y leyendas a su alrededor son varios. Realmente la copa menstrual no es más que un recipiente que las mujeres insertamos en nuestra vagina durante la menstruación para recoger el flujo menstrual y que está hecha de un material totalmente antialergénico que no contiene descolorantes, desodorantes ni geles absorbentes. Su principal diferencia con otros métodos de uso interno, como los tampones, es que no absorbe el flujo, solo lo recoge y queda contenido en ella hasta que se extrae y se deshecha el líquido. Después, se lava bien y se vuelve a introducir en la vagina.

Copa menstrual, conoce sus ventajas y desventajas

Introducirla no es difícil aunque al principio, por la falta de práctica, algunas mujeres tienden a hacerlo de forma incorrecta, por lo que la copa no recoge todo el flujo y provoca pérdidas. Para colocarla solo hay que doblarla un poco para que se asemeje a un tampón, dirigirla hacia la parte de atrás de la vagina y empujarla un poco. Si está bien puesta, no deberías sentir su presencia.

La pregunta entonces es, copa menstrual, ¿sí o no? Analizamos sus ventajas y desventajas para que tomes tú misma la decisión.

Ventajas de la copa menstrual

El doctor Jackie Calleja, médico adjunto del servicio de Ginecología, responsable de la unidad de Menopausia y Osteoporosis del Hospital Universitario Quirón Madrid y director médico de la Clínica Bmum, nos ha contado sus principales ventajas.

1. Comodidad. Puede llevarse puesta hasta un máximo de doce horas, aunque el tiempo final depende de la cantidad de flujo menstrual que tenga cada mujer. Puedes tenerla puesta durante toda la noche sin preocuparte. 

2. Previene infecciones. Por el material con el que está realizada, la copa menstrual respeta la flora vaginal al no contener químicos, por lo que está recomendada para mujeres que suelen padecer frecuentemente cistitis o candidiasis . El doctor Calleja también señala como ventaja que evita el Síndrome de Shock Tóxico que puede darse con los tampones. 

3. Precio. Debido a la elevada carga de impuestos en tampones y compresas (tienen el IVA máximo), las mujeres realizamos cada mes un desembolso económico importante para el que la copa menstrual puede ser una alternativa, ya que cuesta entre 20 y 30 euros y, cuidándolas correctamente, pueden durar hasta diez años. 

4. Es ecológica. ¿Sabías que en el año 2012 se encontraron diez tampones por cada diez kilómetros de playa de nuestro país? Unos malos hábitos a la hora de deshacernos de tampones y compresas provocan problemas en el medio ambiente que la copa, como se usa y se guarda, evita.

Copa menstrual, conoce sus ventajas y desventajas

Desventajas de la copa menstrual

Sin embargo, no todo es perfecto. Conoce las desventajas de la copa menstrual:

1. Debes extremar la higiene. Una vez la retiras y vacías, debes limpiar con abundante agua tibia antes de volver a ponerla. Algunas veces esto puede ser un problema, sobre todo si estás en un lugar en el que el váter y el lavabo estás separados, como sucede en la gran mayoría de baños públicos.

2. Hay que esterilizarla entre períodos. Tanto al finalizar como antes de comenzar de nuevo tu ciclo menstrual, debes esterilizar la copa hirviéndola durante tres minutos para evitar que las bacterias se depositen en tu vagina.

3. Es complicada de colocar. O al menos hasta que le has pillado el truco al proceso, por lo que, si no lo haces bien, puede que se mueva y se vacíe su contenido causándote más de un dolor de cabeza. Si no te sientes segura con cómo la has colocado en sus primeros usos, ponte un salvaslip o compresa, por si acaso.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS