¿Cuáles son los complejos sexuales de las españolas?

Un nuevo estudio revela algunas de nuestras inseguridades en la cama

Pexels

A pesar de que, gracias a la ola de los últimos movimientos feministas y a muchos otros factores, cada vez las mujeres se sienten más liberadas en todas las facetas de sus vidas, todavía existe una última barrera a romper en cuanto al sexo. Y es que aunque la sociedad haya avanzado mucho en la última década, las mujeres siguen teniendo bastantes complejos a la hora de tener relaciones sexuales, y muchos más que los hombres. 

Una reciente encuesta realizada por Sexplace.es ha revelado que, aunque los complejos relacionados con la apariencia física han disminuido entre las mujeres, han aumentado las inseguridades que estas tienen en cuanto a la experiencia, la mentalidad o el conocimiento del sexo. “Las redes sociales, los portales de citas y sobretodo el vídeo hace que todo el mundo tenga acceso a contenido erótico y generalmente este contenido que se visualiza no acaba de ser tan real como el que se practica en la vida con la pareja. De ahí que aparezcan complejos como la falta de conocimiento sobre sexo, las iniciativas o las nuevas experiencias”, explica la sexóloga del portal online, Laura Hermoso.

 

Pexels

¿Cuáles son, entonces, los complejos más comunes entre las mujeres? Esto es lo que dicen los resultados…

Peso: es el complejo que sigue afectando a la mayoría de las mujeres (a casi un 36% de ellas). La forma física, el exceso de peso o el hecho de tener algo de tripa todavía es un complejo muy arraigado en la mayoría de las mujeres.

Conocimientos: afecta al menos a un 27% de las mujeres -especialmente a las más jóvenes, de entre 18 y 25 años- “El hecho de saber o no saber hacer determinadas cosas en la cama es un complejo relativamente nuevo entre las mujeres que ven como entre el cine, Internet y la propia sociedad tienden a presionar con la práctica de nuevas experiencias, que no son el sexo tradicional”, explica la sexóloga.

La iniciativa: El 16% de las mujeres sienten algún tipo de complejo ante la toma de iniciativa tanto para ir a la cama como para elegir de qué manera practicar sexo. “Fundamentalmente estas mujeres sienten complejos respecto al qué pensará la pareja. Es decir, no saben si realizar algo de una determinada manera u otra en función de su compañero. La solución es tan sencilla como hablar más sobre los gustos y preferencias del sexo”, explica.

Hablar de sexo: Uno de los grandes problemas en las relaciones a menudo es la falta de comunicación. Aunque parezca mentira, el 15% de las mujeres consultadas afirman sentirse incómodas hablando de sexo, que para muchas personas sigue siendo un tema tabú.

Tamaño de pechos o glúteos: Al menos un 6% de las mujeres afirma estar acomplejadas por alguna de estas partes del cuerpo. “La apertura sexual hace que los estereotipos de cómo debe ser el cuerpo femenino perfecto se vayan eliminando poco a poco”, explica la sexóloga. Los complejos sobre el físico van desapareciendo y eso sin duda es un buen avance para la sociedad”, concluye.

 

Continúa leyendo