¿Cuándo es el mejor momento para enamorarse?

La primavera ha llegado y con ella la explosión de colores en la naturaleza. Dicen que la primavera la sangre altera, y es que tal y como reza el dicho, esta estación provoca una verdadera revolución en nuestro interior.

La revolución de las hormonas, o ¿nuestra actitud?

amor primavera

En esta estación nuestros cuerpos experimentan una revolución bioquímica en toda regla. La oxicitina (la hormona del amor) junto con la dopamina (la del placer o la felicidad) aumentan sus niveles al incrementarse el número de horas de luz solar y afectan a nuestro comportamiento.

La oxicitina es una hormona muy popular, conocida por aplicarse a las mujeres embarazadas para provocar el parto, pero está además relacionada con patrones sexuales, la empatía, la confianza o la generosidad, además de influir en la práctica maternal. Aunque no se conocen muchos detalles, se cree que la oxicitina está relacionada con el contacto físico y el orgasmo. Y se dispara en primavera.

Por otro lado, la dopamina, es un neurotransmisor que es especialmente importante para el sistema nervioso y la función motora de nuestro organismo. Es clave en cuestiones como el bienestar, la motivación o la atención y su liberación nos hace sentirnos más enérgicos, motivados y con ganas de asumir nuevos riesgos y por qué no, de aventurarnos a encontrar el amor.

Pero el amor no es solo una cuestión de hormonas sino también de actitud y esta cambia en primavera. Tras los oscuros días de otoño e invierno nos apetece sacar del armario nuestro colorido vestuario, planificar actividades al aire libre, hacer deporte, cenar con amigos… en definitiva tenemos más vida social, sonreímos más, estamos de mejor humor y con ello también aumentan nuestras posibilidades de encontrar el amor. Y es que ¿a quién no le cautiva una buena sonrisa?

Y ¿Qué hacemos si no es primavera?

Aunque haya ciertos factores que nos predispongan en esta estación, lo cierto es que está demostrado que el amor no entiende de épocas del año. En primavera tendremos un pequeño aumento de la predisposición a que ocurra, pero no por ello hay que esperar a la llegada de esta estación para favorecer este estado del corazón. Podemos liberar endorfinas haciendo deporte todo el año, viajando, planificando actividades, divirtiéndonos… en definitiva manteniendo una actitud positiva hacia nosotros mismos y hacia el mundo.

 

www.eltiempo.es

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS