Descubre el método Karezza o cómo disfrutar más del sexo

¿Tu vida sexual está perdiendo fuelle? Este inesperado método podría ayudarte a volver a sentir la llama del deseo y sobre todo redescubrir tus sentidos.

Karezza
Unsplash

"¿Pero llegaste?". Esta pregunta te atormentará sistemáticamente. Como si tener un orgasmo fuera una obligación, no son pocas las veces en las que tanto tu pareja como tú os preguntaréis si el otro ha disfrutado tanto como parece. Considerado "el Grial", el orgasmo se alza como una obligación y sobre todo la prueba casi matemática de un buen acto sexual. El estrés de "hacerlo mal" compartido de forma más o menos evidente por hombres y mujeres se debe en parte a la presión de alcanzarlo, impidiendo en algunos casos el goce real. ¿Y si en realidad no todo dependiera de ello? El método Karezza, palabra derivada del italiano carezza que significa caricia, se basa en el afecto y en los sentidos, de tal manera que se olvide la meta del orgasmo como tal. Lejos de ser un término de nueva creación, fue ideado por la doctora originaria de Chicago Alice Stockham Bunker en 1896. Luchaba por la igualdad y el placer sexual en una época en la que la mujer aún sufría numerosos prejuicios.

¿Cuál es el objetivo de este método? Más placer e intimidad, y menos presión. Se trata de intentar demorar lo máximo posible el momento del orgasmo (coitus reservatus) y centrarse en las fases previas: el deseo y la excitación. Disfrutar del acto sexual en su conjunto, sin centrarse en el objetivo, ni en cómo acabará. La excitación aumentará poco a poco, y cuanto más dure la fase de caricias y besos, mejor. El placer logrado será más importante que buscando de forma inmediata el orgasmo.

Karezza
Unsplash

Esta técnica tiene como consecuencia evidente reforzar la confianza e intimidad con tu pareja. Al no imponer ninguna presión, hace que el acto sexual sea más fluido y largo. Permite cambiar la rutina y disfrutar de una forma diferente del cuerpo del otro. Redescubrir sus curvas y piel, potenciar todos los sentidos y sobre todo, aprender de nuevo a saber lo que el otro quiere realmente. Son solo ventajas. Aunque pueda parecer frustrante, el "retener" os asegura una explosión más intensa. Intentad percibir vuestras respiraciones mutuas, miraos profundamente, abrazaos como si no hubiera mañana… Tantos gestos que os garantizarán una plena compenetración.

Para llevarlo a cabo, necesitáis cuidar especialmente el factor tiempo. Nada de prisas, es un método que evidentemente requiere que estéis en un espacio tranquilo, donde no os interrumpirán y estaréis totalmente aislados de todo y de todos. Evitad los espacios públicos y los arrebatos. Y por supuesto, procurad estar lo más relajados posible. Masajes, aceites… todo vale mientras os sintáis a gusto y sin presión. Karezza potencia en este sentido el amor y la armonía, la energía sexual está presente pero de forma más tranquila.

Este método es especialmente recomendado para las parejas con problemas sexuales como la adicción al sexo. Si te afecta el vaginismo, la contracción involuntaria de tu zona íntima ante la penetración, este método podría ayudarte a superarlo. De igual manera, si tu pareja sufre de disfunción eréctil, la ausencia de presión será benefactora para él. ¿Listos para probar?

Sophie Fernández

Sophie Fernández

Parisina adicta a los bolsos, al café (sin azúcar) y a la literatura clásica. Fan de Elvis Presley, incapaz de vivir sin una pluma y una libreta.

CONTINÚA LEYENDO