Desmontamos los mitos de la salud íntima

De la mano de una ginecóloga te ayudamos a despejar las dudas que tengas sobre el tema y disfrutar del verano sin preocupaciones.

Desmontamos los mitos de la salud íntima

“Debido al secretismo con el que se trata este tema, muchas mujeres no son conscientes de la importancia de mantener una higiene íntima adecuada. Parece que solo cuando sufrimos alguna molestia o infección caemos en ello, casi siempre por consejo del ginecólogo”. Son palabras de Noelia López, la nueva chica Chilly, que participó como madrina en un evento que organizó la firma junto a la ginecóloga María Belén Gómez García, del Hospital Infanta Leonor y Milenium Sanitas.

Para una gran parte de la población femenina, este tema sigue siendo tabú. No es un problema que se comente con amigas frecuentemente por vergüenza, a veces ni con familiares cercanos, y que puede derivar en consecuencias severas para la salud, como infecciones. Y es que no se nos puede olvidar que se debe tener especial cuidado en la época de verano, en la que más frecuente aparecen problemas. 

La culpa es de la falta de concienciación que existe entre las mujeres sobre el hecho de mantener a diario de una correcta rutina de higiene íntima. Si nos lavamos el pelo con un champú específico según las características de nuestro cabello, o tratamos nuestro cutis con una gama de cuidados indicada según el tipo, ¿por qué no cuidamos igual esta parte de nuestro cuerpo para mantenerla saludable?

Es cierto que sobre el cuidado de la higiene íntima de las mujeres existen multitud de mitos. La doctora Gómez García nos ha contado la verdad sobre ellos, atenta.

1. Para la higiene íntima puedo usar cualquier producto. Falso. “Los geles y jabones corporales están diseñados para eliminar sudor y suciedad acumulada en la piel, no para limpiar mucosas, como es el caso de la vagina”. Hay que tener cuidado, pues esta zona no requiere de un poder limpiados tan fuerte como el de estos productos, ya que es importante “mantener el ambiente ácido es lo más importante, a través de las bacterias lactobacilus que protegen frente a bacterias y hongos”, sentencia la doctora.

Desmontamos los mitos de la salud íntima (II)

2. No hace falta un gel específico. Falso. Precisamente por todo lo anterior que hemos contado, es importante un producto con características especiales para la zona; eso sí, debe adaptarse a las necesidades individuales de cada mujer. “En una situación patológica lo mismo necesitas un producto con tratamiento, pero para diario y en condiciones normales suele servir con un gel específico para la zona”, afirma. Tu ginecólogo podrá indicarte cuál es el tipo de producto que necesitas en cada caso, así que no dudes en preguntarle.

3. Los genitales no pueden oler. Falso. Hay gente que se lava varias veces al día para eliminar por completo el olor genital. “Hay que ser razonable, lavarse una vez al día y repetir en caso de actividad física, regla, etc. Un lavado excesivo destruye el ecosistema ácido y favorece la colonización de hongos o bacterias”, aclara la ginecóloga.

4. Si te bañas con la regla esta se corta. Falso. La experta lo desmiente por completo. “Es cierto que cuando te metes en el agua se limpia muy bien la zona por fuera, pero el contenido se queda dentro, por lo que después todo vuelve a la normalidad”.

5. No hay que depilarse integralmente. Falso. El vello cumple una función, pero únicamente cuando se tiene “foliculitis o piel atópica puede ser peligroso, al poder desencadenar una infección”. La ginecóloga afirma que sí que es necesario mantener unos mayores niveles de higiene que si se deja el vello, pero tampoco es necesario exagerar.

Y recuerda, tu ginecólogo está ahí para resolver cualquier duda sobre tu higiene íntima. ¡Qué no te de vergüenza preguntarle!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS