El 'peaking', la técnica que te ayudará a alcanzar el orgasmo siempre que quieras

No sirve de nada gemir, lo importante es gozar cuando toca.

orgasmo sexo

Si de lo que hablamos es de la búsqueda del placer sexual, el método del peaking parece haber demostrado su valía. La sexóloga británica Tracey Cox comentó en unas declaraciones al Daily Mail que la paciencia y la duración serían más importantes que la fuerza o el ímpetu, incluso en temas de sexo.

Una fórmula mágica para alcanzar el paraíso

En la actualidad, sabemos que el orgasmo es igual de único para cada una de nosotras que lo son nuestras huellas dactilares, hasta el punto de que Tracey Cox sostiene que “nadie tiene las mismas sensaciones durante un orgasmo”. Además, insiste en que “en gran medida, todo depende de diferentes factores”. Por lo tanto, el orgasmo será de una manera u otra para cada mujer dependiendo, no solo de cada una, sino también del estado de ánimo en el que se encuentren en el momento X.

Sin embargo, hay métodos probados que ayudan a alcanzar el orgasmo más fácilmente, como, por ejemplo, el fortalecimiento del perineo, que ayuda a progresar por el camino del placer. También se recomiendan otros ejercicios, como alternar los elementos estimuladores (boca, pene, dedos...) o aprender a aguantar, lo que comúnmente se conoce como el método del peaking.

Otros ejercicios para potenciar tu placer

El peaking está muy de moda al otro lado del Atlántico y aprovecha el tirón que tiene la moda del slow sex (sexo lento), que básicamente consiste en darle tiempo al tiempo, desde el momento en que te metes con tu pareja (desnudos los dos) debajo de las sábanas. Eso sí, si notas que el placer aumenta, levanta el pie del acelerador (no literalmente, por supuesto).

Como cuenta la terapeuta sexual Nathalie Giraud Desforge para doctissimo.fr, “más que de aguantar, se trataría de surfear la cresta de la ola orgásmica y de retrasar todo lo posible la fase resolutoria. Controlar el subidón orgásmico primero requiere ser consciente de su existencia, y en consecuencia estar atenta a lo que el cuerpo te dice y a lo que sientes”

Os aseguramos que el método funciona, pero eso no significa que no haya que entrenarlo.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS