El sexo que da la felicidad

De cómo una vida sexual activa nos ayuda a liberar endorfinas y nos hace más felices

Sexo y felicidad

Todo son ventajas. Practicar sexo nos influye de manera positiva y, cómo no, afecta a nuestro carácter y estado de felicidad. ¿Por qué?

 

Durante el coito, la frecuencia cardiaca se incrementa y cambia el ritmo de la respiración, se eleva la presión sanguínea y la tensión en todo el sistema muscular aumenta. Además, la mujer libera oxitocina, hormona responsable de que aumente la intensidad del orgasmo, y la serotonina, hormona que influye en nuestro estado de ánimo y que da paso a las endorfinas para crear una sensación de placer y un estado de euforia, que alcanzan el nivel máximo en el orgasmo.

 

Pasado el clímax sexual, el cuerpo entra en una profunda relajación: la tensión baja, se reducen tus niveles de estrés y mejora el funcionamiento del sistema inmune. El pelo y la piel también salen beneficiados, ya que cobran brío por el incremento de la circulación sanguínea. Asimismo, es un buen entrenamiento, un ejercicio aeróbico que refuerza tu capacidad cardiorrespiratoria, alivia los dolores articulares y musculares y con el que puedes llegar a quemar hasta 3000 calorías.

Etiquetas: adelgazar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS