Escocia, primer país en repartir productos de higiene femenina de forma gratuita

El estado británico aplicó primero la medida a la ciudad de Aberdeen. Decidió ampliarlo al conjunto del país para favorecer un mayor número de mujeres.

Tasa Escocia
Istock

Cuchillas, desodorante, perfumes… son solo algunos de los productos por los que las mujeres pagan más que los hombres. La llamada “tasa rosa” afecta todos los ámbitos. En Europa, la directiva fechada en el 2004 que prohíbe la discriminación comercial por género no ha conseguido acabar con estas desigualdades. La Universidad de California recalcó  a través de un estudio hace cinco años que las mujeres pagan anualmente unos 1.400 dólares más al año que los hombres por productos similares.

¿Qué ocurre con los productos específicamente femeninos? Las compresas y tampones son algunos  de los productos de uso casi obligatorio cuyo coste resulta significativo para las mujeres. Con un precio habitual de más de 3 euros de media, no resultan tan asequibles, teniendo además en cuenta que en algunos países como España están gravados con un IVA que los encarece masivamente. La reducción de la tasa al 4% no acabó pese a todo con la polémica.

Tasa Escocia
Instagram: @fullstopperiodpoverty

Algunos países decidieron tomar medidas ante esta situación. Es el caso de Escocia. La nación ha empezado a repartir productos de higiene femenina de forma totalmente gratuita. Esta acción, que pretende favorecer el acceso de las mujeres a productos de estas características indispensables, empezó con un programa piloto en la ciudad de Aberdeen el pasado año. Se empezaron a repartir productos de este tipo a mujeres sin recursos.

Ante el éxito de la medida, el Gobierno optó por extender la medida al conjunto del país, a dos franjas concretas de la población: las mujeres sin recursos y estudiantes. Productos de un valor de medio millón de libras (550.000 euros al mes) serán repartidos por la ONG “Fare Share”. En total, la inversión se elevará a 5,2 millones de libras (unos 6 millones de euros). Se estima que el programa beneficiará a más de un millón de mujeres y adolescentes que denuncian el “period poverty” (pobreza ligada a la regla). Un estudio reciente, llevado a cabo por Young Scot, demostró que una de cuatro estudiantes en Escocia tenía dificultades a la hora de conseguir productos de higiene de este tipo. ¿Se ampliará la medida a otras países?

CONTINÚA LEYENDO