Esto es todo lo que deberías saber (y seguro desconoces) sobre tus pezones

Si quieres resolver todas las dudas que tienes sobre tus pezones, esas que nunca te atreves a preguntar, así como aprender un poco más de ellos, ¡sigue leyendo!

Esto es todo lo que deberías saber (y seguro desconoces) sobre tus pezones
iStock.

Comencemos por lo básico: ¿qué es un pezón? Como lo definen desde Ser Padres, "el pezón humano es una protuberancia pequeña en la parte más o menos central del seno y que contiene, de media, entre 15 y 20 conductos lácteos dispuestos alrededor del mismo. A su alrededor se encuentra una zona conocida como areola, que es un área de piel sensible con una pigmentación ligeramente más oscura que la del resto".

Los expertos consideran que el tamaño que se debe considerar normal para un pezón es de un centímetro de diametro, aproximadamente. Pero como sabemos, lo que es normal en unas mujeres no lo es en otras, y cada pezón, al igual que cada pecho, brazo o pie, es diferente. 

Los pezones, junto con las areolas, son una de las zonas erógenas de nuestro cuerpo debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que poseemos en ellos, lo que los convierte en parte imprescindible de la excitación sexual tanto para hombres como mujeres. Estimularlos hará que se pongan erguidos, lo que se interpreta como claro signo de excitación previa al sexo, pero el frío o la exposición a un cambio brusco de temperatura también puede causar este efecto (sin ningún motivo sexual, claro).

Esto es todo lo que deberías saber (y seguro desconoces) sobre tus pezones
iStock.

Pero, como todos deberíamos saber, esta no es la función fisiológica de los pezones. La razón por la que existen en la mujere (biológicamente hablando) es la de poder alimentar a los recién nacidos y niños de corta edad durante al época de la lactancia. Entonces, ¿por qué tiene pezones los hombres? Pues porque son un vestigio -un recuerdo, si así quieres llamarlo- del desarrollo del embrión, cuando todavía no se ha desarrollado el sexo.

¿Cuántos tipos de pezones diferentes existen?

Para que te hagas una idea, podemos clasificar los pezones (de manera general) el función de sus características y formas en las siguientes categorías: 

1. Pezones comunes. Este tipo de pezones sobresalen de forma natural del pecho y se endurecen gracias a la estimulación o ante cualquier tipo de cambio brusco de temperatura.

2. Pezones planos o cortos. Se denomina así a aquellos no sobresalen de la areola salvo cuando se endurecen al ser estimulados o con un cambio de temperatura. 

3. Pezones pseudoinvertidos. Aunque su nombre parece raro, no te asustes, no es nada raro. Son aquellos pezones que parecen estar incrustados dentro de la areola pero que al ser estimulado "salen" de forma rápida. 

4. Pezones invertidos. En este caso, los pezones se encuentran ubicado de forma interna en la areola -es decir, no sobresale ningún tipo de protuberancia- y, aunque reciban estimulación, no se endurecen y conyinúan dentro de la mama. 

5. Pezones unilaterales. Se denomina así al caso en el que uno de los pezones está invertido y el otro no. 

6. Pezón grande. Como hemos señalado, un pezón medio mide un centímetro de diámetro, por lo que uno grande es aquel que mide entre 1'2 y 2'3 centímetros.

Por si te queda alguna duda, aquí tienes una infografía de Alberto Marina, Medicina y Cirugía Estética, en la que ilustran todos los tipos de pezones. 

Esto es todo lo que deberías saber (y seguro desconoces) sobre tus pezones

¿Y qué pasa con los pezones durante al lactancia?

Durante el embarazo, así como en la posterior lactancia, los pezones de las mujeres tienden a aumentar su tamaño de forma moderada (generalmente). Eso sí, en algunos casos este aumento puede llegar a ser permanente, aunque no es lo habitual.

Según Carlos González, uno de los grandes expertos en lactancia de nuestro país, cuando una mujer amamanta a un niño, este no toma solo el pezón para succionar, sino que introduce en su boca un trozo muy grande de pecho; así, por poco importa entonces si el pezón está fuera o dentro. Habitualmente se cree que las mujeres con el pezón plano o invertido no son capaces de dar el pecho con normalidad durante la lactancia, pero la realidad es que esto no tiene por qué resultar un problema.

Etiquetas: pecho

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS