Este estudio de Gleeden revela que la mujer española todavía no se identifica plenamente con la libertad sexual

La desigualdad también está presente en términos de libertad sexual: los últimos datos que aporta la plataforma Gleeden muestran claramente que en nuestro país se juzga de un modo distinto a las mujeres que a hombres infieles.

Cortesía de Gleeden.
Cortesía de Gleeden.

A pesar de que las reivindicaciones feministas en cuanto a derechos, igualdad y empoderamiento de la mujer avanzan imparables cada día, existen todavía algunos aspectos en los que las mujeres siguen más estigmatizadas y condenadas que los hombres. En este sentido, la infidelidad sigue siendo uno de los aspectos en  los que todavía está presente la desigualdad, especialmente en nuestro país. Los datos de los últimos estudios* realizados por Gleeden, la plataforma líder en encuentros extraconyugales pensada por y para las mujeres, son concluyentes: la percepción de la libertad sexual femenina en España es mucho más estricta que en otros países europeos; de hecho, siete de cada diez mujeres españolas afirma que la infidelidad femenina está peor vista que la masculina. Estos datos son indiscutibles y nos confirman que todavía queda mucho recorrido para desestigmatizar la infidelidad femenina y equipararla a la masculina. De hecho, las españolas son las mujeres europeas que más consideran que en su país se juzga de un modo distinto a mujeres que a hombres infieles. En concreto, así lo afirma el 77% de las encuestadas

La infidelidad femenina, un tema tabú para la mayoría de las mujeres

Cortesía de Gleeden.
Cortesía de Gleeden.

La infidelidad femenina se ha convertido en asunto tan tabú que incluso las propias mujeres infieles lo ocultan ante su entorno más cercano. Los datos de Gleeden también revelan que un 41% de las mujeres encuestadas no explicaría jamás una infidelidad, ni siquiera a su mejor amiga. En contraste, el 52% de mujeres afirma que podría llegar a explicar su aventura en algún momento, incluso muchas de ellas confiesan que se lo contarían a su propia pareja.

A pesar de todo, hay que destacar que, desde los años 60, ha habido un incremento considerable en la libertad sexual femenina (9 de cada 10 mujeres nacidas en los 90 consideran haber tenido buen acceso a educación sexual) pero, a día de hoy, todavía es difícil para las mujeres hablar sobre una infidelidad propia. Las encuestadas afirman que hablarían antes de problemas financieros (un 34%), de un despido (un 20%), de una depresión (un 35%) o incluso de un cáncer (un 31%) que de una aventura extraconyugal.

En cuanto a educación sexual en las mujeres, los aspectos más tratados son la autoaceptación, la responsabilidad sexual y las relaciones personales. Aunque, en las cuatro últimas décadas, el hito más destacable que han conseguido las mujeres en cuestiones sexuales es tomar decisiones sobre la propia orientación sexual.

 

*Estudio "Evolución de la sexualidad de la mujer española", realizado en 2021 por la consultora Dive para Gleeden, con el asesoramiento de la psicóloga clínica especializada en sexología, Laia Cadens, entre más de 2.200 mujeres españolas; y Estudio del Observatorio Europeo de la Infidelidad (Ifop) para Gleeden.

Gleeden apuesta por el empoderamiento sexual femenino

Cortesía de Gleeden.
Cortesía de Gleeden.

Creada en Francia en 2009, Gleeden es actualmente la plataforma número uno de encuentros entre personas no monógamas, que nació con un objetivo: responder a las necesidades de la audiencia femenina. Gracias a funcionalidades específicas solo para ellas, y a un equipo 100% femenino, Gleeden.com da el poder a las mujeres liberadas que quieran tener encuentros extraconyugales o no monógamos con total discreción. Esta plataforma, que aboga por la necesidad de romper tabús y ayudar a la liberación y empoderamiento sexual femenino, actualmente cuenta con representación en muchos países como Italia, España, Alemania, India y la mayoría de países latinoamericanos, y con más de 9 millones de usuarios en todo el mundo.