Hacer deporte mejora la calidad del sexo: lo dice la ciencia

Después de leer esto querrás apuntarte al gimnasio…

Pexels

Ya sabíamos que la práctica regular de ejercicio o algún tipo de deporte tiene muchísimas ventajas, no solo físicamente -es bueno para nuestra salud y ayuda a nuestro cuerpo a mantenerse en forma- sino también anímicamente -al hacer deporte liberamos endorfinas y otras hormonas que nos hacen sentir mejor-, pero no nos imaginábamos hasta qué punto.

Y es que resulta que la práctica de deporte está directamente relacionada con la vida sexual y la calidad de las relaciones sexuales... Muchas investigaciones han confirmado que hacer ejercicio mejora la salud cardiovascular, algo que es esencial durante el sexo, ya que este requiere de la dilatación de los vasos sanguíneos para aportar sangre a las distintas zonas erógenas del cuerpo.

Otros factores metabólicos que se mejoran con el ejercicio también deben de tenerse en cuenta. La actividad física controla y regula mejor los niveles de distintas hormonas como la insulina, evitando trastornos metabólicos que podrían afectar a la fase de excitación sexual. En otras palabras: hacer deporte mejora la calidad de la excitación y asegura que esta sea mucho más fácil e intensa.

Pexels

Pero eso no es todo… recientemente la Universidad de Ankara, en Turquía, llegó a la conclusión de que las mujeres atletas disfrutaban de una vida sexual mucho más satisfactoria que las mujeres que llevan una vida sedentaria, ya que gozaban de un mejor flujo de sangre hasta el clítoris, un órgano esencial en el orgasmo femenino. "Para las mujeres, estar físicamente en forma implica que la actividad sexual es mejor", concluían los autores de esta investigación, que se publicó en la revista Journal of Sexual Medicine hace solo unos meses.

En los hombres, la práctica de deporte también se traduce en una mejor función eréctil y sexual, tal y como concluyó un estudio realizado por el Cedars-Sinai Medical Center (EE.UU) sobre más de 300 hombres con distintos hábitos de vida. Aquella investigación, que agrupaba a los hombres según nivel de ejercicio físico que tenían (nulo o sedentario, suave, moderado o intenso) reveló que los voluntarios que practicaban ejercicio de forma más frecuente gozaban de mejores orgasmos y tenían mucha más resistencia, “durando” más en sus relaciones sexuales. 

Más allá de los beneficios físicos que la práctica de ejercicio regular tiene sobre nuestro cuerpo, no hay que dejar de lado lo importante que resulta sobre nuestro bienestar emocional. Durante la actividad física segregamos varias hormonas que mejoran nuestro estado de ánimo, como las endorfinas, que nos hacen sentir más felices y relajados; la dopamina, que activa el centro del placer; o la serotonina, que regula nuestro estado de ánimo y reduce el estrés. Además, al sentirnos en forma y con ello mucho más atractivos, la líbido y las ganas de tener relaciones sexuales pueden aumentar de forma considerable ¡Todo son ventajas!

Ya no tienes excusas para no empezar a llevar una vida más activa y practicar algo de deporte en tu día a día. Hacer ejercicio mejora la calidad del sexo… no lo decimos nosotras, lo dice la ciencia.

Continúa leyendo