¿Cuáles son las reglas de los locales "swingers"?

Muchas son las parejas que quieren ir a los denominados 'locales swingers' o más conocidos como club de intercambio de parejas pero, ¿cuáles son las normas del juego? ¿Puede pasar factura en la relación?

¿Cuáles son las reglas de los locales "swingers"?
¿Cuáles son las reglas de los locales "swingers"?

Mi compañero y yo queremos ir a un club de intercambio de parejas. ¿Sabes cuáles son las normas de juego de los denominados swingers? Además, quería saber si ­a la larga- tú crees que esta experiencia nos pasará factura en nuestra relación. 



María Antonia: "Tengo que decir que toda la información que puedo darte no es de primera mano, es decir, nunca he estado en este tipo de clubes.

A través de historias que me cuentan amigos y conocidos, más algunos datos que he podido conseguir de diferentes fuentes informativas, el funcionamiento no es demasiado complicado. Todo es muy discreto, al parecer hay una primera sala que es como un bar y tú pagas un precio fijo por pareja (importante: no pueden ir hombres solos, exceptuando algún día de la semana). Es en ese lugar donde empiezan a hacerse los primeros avistamientos y cruces de miradas. Más adelante hay otras salas, una especie de spa-piscina donde la gente se desnuda y, si lo desea, puede ponerse un albornoz.

Cuando cruzas esa puerta, parece ser que ya empieza "el juego". Puedes ver a la gente practicando sexo abiertamente. Lo lógico es que las parejas se intercambien pero, a veces, se separan y cada uno va por su lado. Casi todo está permitido, pero hay dos normas básicas: nadie te puede tocar si tú no quieres y en los clubes heterosexuales no está permitida la homosexualidad entre hombres. A parte de la zona central, con la piscina o el baño turco, hay diferentes habitaciones con distintas decoraciones, todas orientadas a aumentar la libido: la sala sado, la de los espejos... Todas con una iluminación muy íntima, una en concreto carente de ella, llamada "el cuarto oscuro", en el que no ves con quién practicas sexo. Grosso modo, creo que todos los clubes funcionan más o menos con las mismas normas.

Me preguntas cómo puede afectar esta experiencia a vuestra relación, y la respuesta, como casi siempre, no es una, sino que depende de muchos factores.


 

 

 

Locales Swingers
Locales Swingers


Para empezar, es fundamental que el deseo de probar esta práctica sea mutuo, puede resultar contraproducente y desagradable vivir una experiencia como esa si no estás convencida de querer vivirla, y no es recomendable hacerlo por complacer al otro. El hecho de que se estén poniendo de moda lugares como éste, demuestra que hay un interés creciente por salirse de las prácticas habituales en pareja. Pero es muy importante tener en cuenta que el mundo de las fantasías, cuando se materializa, no siempre resulta excitante y placentero, sino que, a veces, puede resultar desagradable. 

Son más propensas a disfrutar de la experiencia las personas que tienen cierto grado de exhibicionismo o voyeurismo. Para que la experiencia no tenga malas consecuencias, es fundamental que la pareja sea muy sólida, que ambos tengan mucha confianza el uno con el otro, siempre intentando evitar que surjan las inseguridades y los peligrosísimos celos. 

Si crees que estás dentro de ese grupo de personas que describo, y el deseo de vivir esa experiencia es muy grande, adelante, solo tú podrás saber si te va a gustar o no. Es difícil predecir cómo va a afectar esto a tu relación, pues no tengo datos estadísticos fiables, pero lo que es un hecho comprobado, si hablamos de sexo, es que cuando traspasas la frontera, y el mundo de las fantasías se convierte en realidad, lo que antes te excitaba, más tarde dejará de hacerlo y cada vez querrás ir más lejos.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS