Vídeo de la semana

7 lecciones sobre el amor que aprendimos en el instituto y que aún podemos aplicar

Las primeras relaciones suponen una auténtica revolución emocional y sientan las bases para que las siguientes sean mucho mejores.

lecciones primer amor
‘One Day (Siempre el mismo día)’ / Universal Pictures International Spain.

Las primeras relaciones amorosas son como un viaje en bucle en una montaña rusa de la que tampoco nos queremos bajar. En ellas descubrimos nuevas emociones y cómo el nerviosismo puede acampar a su antojo en nuestro estómago y negarse a abandonarlo. Además, y con bastante frecuencia, aunque no siempre, las relaciones sentimentales que comienzan en el instituto suelen terminar en ruptura antes o después, y este descenso a lo que en ese momento nos puede parecer el mismísimo infierno, es mucho peor que cualquiera de las bajadas con mayor pendiente del Dragon Khan.

Sin embargo, lejos de ser un sufrimiento que cae en saco roto, este viaje hacia la vida adulta sienta las bases más sólidas para las relaciones que vendrán después. A pesar de que las hormonas están a mil revoluciones y que la inmadurez suele ser la tónica generalizada, todas las lecciones que aprendemos durante la adolescencia consiguen que las citas sean mucho mejores hoy ya que, por lo menos, comenzamos a saber lo que no queremos, y este ya es un gran comienzo.

 

Estas son las lecciones sobre las relaciones que aprendimos en los años de instituto y que todavía podemos utilizar:

 

Mantener la independencia es fundamental

Recuerda disfrutar de tu propia vida fuera de la relación. Esto incluye mantener las amistades y no dejar de hacer las cosas que nos apetecen por nosotros mismos, independientemente de si nuestra pareja está dispuesta a acompañarnos o no.

lecciones relaciones amorosas
‘One Day (Siempre el mismo día)’ / Universal Pictures International Spain.

De los amigos no hay que olvidarse nunca

Este error clásico de novato se comete, sobre todo, en la primera relación. Sin embargo, el tiempo suele mantener siempre a los amigos en una posición de honor. Ellas y ellos son los que nos esperan con una taza de tila cada vez que nos llevamos un desengaño amoroso, por lo que merecen ser siempre tenidos en consideración y alta estima, independientemente del momento romántico en el que nos encontremos. Es fundamental contar con otras personas con las que se pueda hablar y en las que se pueda confiar al margen de una relación de pareja.

 

Es vital aprender a comunicar y a expresar siempre lo que queremos

Nunca debemos permitir que ninguna pareja defina quiénes somos. Debemos intentar llegar siempre a un acuerdo en caso de conflicto, pero sin comprometernos con algo que no queremos. Igualmente, es fundamental dejar las suposiciones a un lado si queremos que una relación funcione. Hay que hablar claro, con educación y respeto, porque nadie es capaz de leer la mente del otro.

 

Es necesario enfrentarse a los problemas

A veces parece que lo que no se verbaliza es como si no existiera, pero lo cierto es que existe y que además, el silencio lo alimenta para que crezca bien fuerte. Las relaciones sanas se basan en la comunicación, ya que es el primer paso para resolver cualquier desacuerdo.

primer amor lecciones
‘One Day (Siempre el mismo día)’ / Universal Pictures International Spain.

Vivir el presente

No tiene sentido estar constantemente pendiente de la fecha de caducidad de una relación. Tanto si es público y notorio que la historia se va a terminar en un día específico, como si no lo es, lo maravilloso del amor es disfrutarlo según viene y como si cada día fuera el último. Si se piensa constantemente en que la historia tiene un final, la relación se vive y se prioriza de forma diferente. Las personas que se cruzan en nuestro camino no siempre van a estar en nuestra vida, y eso es algo que tenemos que tener claro desde el principio. ¿Vamos a dejar de vivirla intensamente solo por este motivo?

 

Si no puede ser nuestro amigo, no vale la pena como pareja

La amistad, la complicidad, la confianza, la afinidad y el respeto en una pareja son factores imprescindibles para que una relación funcione y perdure en el tiempo.

 

Cada día que pasa después de una ruptura, la herida es menos dolorosa

Un corazón hecho pedacitos diminutos se recompone. Cada segundo, minuto, hora, día y semana que pasa duele un poco menos y nos sentimos un poco más nosotros mismos. Incluso cuando la vida parece saltar por los aires y todo queda patas arriba se puede salir adelante. Lleva ocurriendo desde que el mundo es mundo. Puede que el tiempo no sea capaz de curarlo todo, pero sí es capaz de suavizarlo.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo