Esta es la mejor edad para encontrar pareja, según un nuevo estudio

La franja de edad entre los 27 y 35 es la clave.

Pexels

La soltería es un tema delicado y a veces agotador. No porque tenga algo de malo, al contrario, somos firmes defensoras del movimiento #solterasyorgullosas, sino porque las mujeres que por decisión propia no tienen pareja son en frecuentes ocasiones objeto de preguntas incómodas y, a veces, de comentarios cuanto menos desafortunados.

Sin embargo, si no tienes pareja por cosas del destino y no porque tú hayas decidido que estás mucho mejor sola, puede que hayamos descubierto el motivo: quizás todavía no tengas la edad ideal para encontrar el amor verdadero, o que no hayas tenido las relaciones suficientes para saber identificarlo. Y es que según un estudio realizado por la matemática Hannah Fry de la Universidad de Londres, las relaciones que tenemos antes de los 27 años son experiencias pasajeras, que están destinadas a no funcionar.

Pexels

Para llegar a esta conclusión, la investigadora creó una teoría conocida como "la teoría de la parada óptima" un método matemático para poder “predecir” cuántas parejas rechazarás antes de encontrar a tu amor verdadero, ese con el que querrás pasar el resto de tu vida.

Según Fry, las personas “no encuentran el amor verdadero con las parejas que conocen durante el primer 37% de su vida romántica”, es decir; más o menos antes de los 27 años de edad, como mínimo. “Imaginemos que uno empieza a salir con personas a los 15 años y que nos queremos casar a los 35. Hay muchas parejas potenciales en ese tiempo”, sostiene Fry para defender su particular estudio.

Por supuesto que hay excepciones -todos conocemos a una pareja que lleva junta desde sus años adolescentes-, pero es más que probable que tus primeras relaciones no funcionen y que solo después de haber descartado parejas puedas encontrar el amor ideal.

Pexels

En realidad, la lógica que hay detrás de este estudio es bastante sencilla: los primeros amores suelen servirnos para descubrir qué es lo que nos gusta y que es lo que no toleramos, y qué es lo que buscamos y esperamos de una relación a más largo plazo. Por tanto, las primeras relaciones sirven para crear expectativas realistas de lo que de verdad quieres que tenga tu futura pareja, una que pueda durar para toda la vida. Y es que después de descubrir lo que no se quiere, es mucho más fácil identificar aquello que sí nos hace feliz.

Por tanto, aunque al ser jóvenes podamos creer que nos estamos equivocando a la hora de finalizar una relación que no funciona bien al inicio de nuestra vida amorosa, puede que la decisión nos esté en realidad ayudando en un futuro. 

Con todo, conviene no desesperarse porque el amor no haya llamado a tu puerta todavía -si es tu caso-. Las cosas buenas se hacen esperar y la paciencia es la clave. Además, hasta que encuentres a tu supuesta pareja ideal, podrás seguir disfrutando de todas las ventajas que tiene la soltería, sobre todo ahora en verano, que no son pocas. ¿Quién quiere preocupaciones?

 

Continúa leyendo