Para seducir, la espontaneidad

Si de algo no tienen fama los españoles es de ser fríos, calculadores ni amantes de la planificación y eso, también se nota a la hora de elegir la pareja ideal.

espontaneidad

Si de algo no tienen fama los españoles es de ser fríos, calculadores ni amantes de la planificación y eso, también se nota a la hora de elegir la pareja ideal.

 

Según un estudio realizado por Clearblue sobre las relaciones de pareja dos de cada tres españoles consideran la espontaneidad como la mejor arma de seducción.

 

Sin embargo, ser espontáneo no es lo único que aviva la pasión: la ropa interior, compartir cenas y momentos íntimos son factores clave para que surja el amor.

 

Al elegir pareja, nos fijamos antes en la personalidad que en el físico, ¿te parece un tópico? Según los resultados de este estudio, lo que valoramos en nuestro futuro Romeo o Julieta es la forma de ser (80%), el atractivo físico (43%) y la inteligencia (42%).

 

¿Somos los únicos?

Lo de buscar en la pareja que nos sorprenda y sea espontánea no es exclusividad española: nuestros colegas europeos, según el mismo estudio, ingleses, franceses, alemanes e italianos, buscan lo mismo, aunque con matices: en Alemania, por ejemplo, le dan mucha importancia al poder seductor de la música y en Francia, la lencería sexy y el champagne también son básicos para seducir.

 

¿Y cuando ya se tiene pareja?

La respuesta es casi unánime: la confianza y pasar tiempo juntos son claves para mantener una relación duradera.

 

Una mala cita

Cuando conocemos una persona y aparece la temida “primera cita” hay dos “fantasmas” que pueden hacer que el Príncipe se convierta en rana o Julieta pierda su encanto: el mal aliento y el nombre equivocado.

 

El primero está claro: tanto españoles, como alemanes, ingleses y franceses señalan el mal aliento como una barrera difícil de franquear para una relación. En cuanto al segundo, la memoria puede jugar malas pasadas, y decir el nombre de otra persona en el momento menos apropiado puede dinamitar cualquier idílico atisbo de romance.

 

El amor es, en sí mismo, un misterio lleno de curiosidades. ¿Quieres conocer algunas? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS