Radiografía de la utilización de los anticonceptivos en España

¿Cómo está de extendido su uso? ¿A mayor información disponible, mayor conocimiento en la materia? Hablamos con un experto que nos resuelve todas las dudas sobre el uso de los anticonceptivos en nuestro país.

Radiografía de la utilización de los anticonceptivos en España

Puede que pensemos que en nuestro país, en pleno siglo XXI y con una libertad de acceso absoluta a los métodos anticonceptivos, su uso esté totalmente extendido y normalizado, pero no es así. Y esta conclusión no es nuestra, la arrojaron los expertos participantes de la mesa redonda Mujer y anticoncepción en el siglo XXI que el 8 de marzo Bayer organizó en la Universidad Carlos III de Madrid.

En ella, aparte de debatirse y analizarse la aparición de los anticonceptivos como elemento clave en el avance de la mujer en materia de igualdad, se trató también el tema de la utilización de estos métodos, su evolución a lo largo de los años y la necesidad de mejora de la información sobre esta materia, sobre todo en los mensajes que manejan los más jóvenes. Y es que, en plena era de la información, nos encontramos con una total desinformación, pues a pesar de que las mujeres de entre 18 y 35 años gozan de mucho mayor acceso a estas cuestiones sobre sexualidad y anticoncepción que cualquier otra generación, se siguen manteniendo mitos y creencias erróneas en esta materia. ¿Por qué? No es algo fácil de responder, pero, por ejemplo, el estudio Mitos y realidades sobre sexualidad y anticoncepción en las millennial españolas, realizado por Bayer, revela que únicamente 2 de cada 10 jóvenes españolas reconocen acudir a Internet o las redes sociales como fuente de información sobre estos temas, además de que más de un 31 por ciento afirma sentir vergüenza al hablar de sexualidad y anticoncepción con su médico.

El doctor Ignacio Cristóbal, Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Zarzuela de Madrid, fue uno de los ponentes del encuentro. Hemos hablado con él y le hemos planteamos algunas cuestiones para conseguir algo más de luz sobre el uso de los métodos anticonceptivos en nuestro país y todo lo que les rodea.

Radiografía de la utilización de los anticonceptivos en España

¿Hasta qué punto son los anticonceptivos responsables de la revolución de la mujer?

La lucha del feminismo por la igualdad incluye, por una parte, la posibilidad de disfrute integral del sexo y, por otra, la reivindicación del control de la reproducción. Desde el inicio de lo que podríamos llamar la anticoncepción moderna, con la introducción de la píldora anticonceptiva, se ha conseguido separar claramente la maternidad y la reproducción de la sexualidad. Con el inicio de la comercialización de la píldora anticonceptiva hace unos cincuenta años se separó la maternidad del placer, un anhelo que buscaban las mujeres de la época en su lucha por las libertades, incluida la sexual. Esta emancipación de la mujer ha sido una de los grandes cambios que han marcado el perfil del siglo que terminó. Pese a todo ello, persisten las desigualdades.

¿Cuáles han sido los cambios principales en los tratamientos anticonceptivos hormonales a lo largo de los años?

Desde la introducción de la píldora en los años 60 hemos intentando mejorar el perfil de los diferentes métodos anticonceptivos para que sean más fácilmente aceptables por la mujeres. Así, desde las primeras píldoras se han ido diseñando anticonceptivos hormonales de menores dosis, se han ampliado las indicaciones de los mismos, se ha mejorado el perfil de seguridad (se reducen los efectos secundarios con la incorporación de nuevos tipos hormonales en la píldora), se han buscado beneficios adicionales a los anticonceptivos (no sólo acción anticonceptiva) y se han buscado pautas diferentes de los mismos para mayor comodidad de las usuarias.

Simultáneamente, se han buscado nuevos sistemas de administración del anticonceptivo: anillos vaginales, parches, implantes anticonceptivos y los DIUs. Con todos estos sistemas buscamos la mayor comodidad del método para mejor aceptación de la paciente.

¿Cuál es el anticonceptivo más usado en España? ¿Y el que menos?

Según la última encuesta de la SEC (la Sociedad Española de la Contracepción) el método más utilizado es el preservativo (aproximadamente un tercio de la población que mantiene relaciones sexuales lo elige) y, por desgracia, el siguiente en porcentaje es “ninguno” (un 27 por ciento de aquellos con relaciones sexuales que no busca embarazo). Entre ninguno, se encuentran el coitos interrumptus, la comúnmente conocida como “marcha atrás”, y los métodos naturales, incluyendo aquí el Ogino o Billings. Este “dibujo” de nuestro panorama anticonceptivo dista mucho del que pensamos que podría ser ideal.

Radiografía de la utilización de los anticonceptivos en España

¿Cuál es el mito más extendido sobre el uso de los anticonceptivos y por qué no es verdad? 

Mitos hay muchos. Personalmente creo que cada método anticonceptivo tiene sus mitos asociados. Así, por ejemplo, de la píldora es frecuente que las pacientes las rechacen por considerar que les puede producir aumento de peso, retener líquidos u otros efectos secundarios. Como hemos comentado anteriormente, el perfil de seguridad de todos estos formatos ha mejora mucho y actualmente apenas registramos efectos secundarios.

Con respecto a los DIUs también hay muchos mitos, tanto entre las pacientes como entre algunos profesionales sanitarios. Así, por ejemplo, es frecuente que se piense que no se pueden utilizar en mujeres sin hijos o que pueden producir esterilidad por incrementar las infecciones o que aumentan los embarazos ectópicos. Todos ellos son falsos mitos que la evidencia científica ha demostrado en repetidas ocasiones que no se relacionan con el DIU.

¿Cuál es la situación actual? ¿Cómo está de extendido el uso de los anticonceptivos? ¿A mayor información disponible, mayor uso? 

Como dijimos anteriormente, hasta un 27 por ciento de la población no utiliza ningún anticonceptivo (¡aproximadamente 1 de cada tres o cuatro mujeres!). Esta cifra no nos permite, en ningún caso, conformarnos con la situación actual. Además, en la población más joven, más susceptible a embarazos no deseados por mayor actividad sexual y mayor fertilidad, esta cifra llega a casi el 30 por ciento de no utilización de anticonceptivos.

Por otro lado, los anticonceptivos que más se utilizan en España son los de corta duración (preservativo y anticonceptivos hormonales orales). Estos anticonceptivos, aun siendo eficaces en la protección del embarazo, no son lo suficientemente eficaces, pues su uso depende del uso correcto por la usuaria.

Radiografía de la utilización de los anticonceptivos en España

El preservativo hay que utilizarlo en cada relación sexual y la píldora hay que tomarla cada día o los parches cada semana… Está demostrado que cuanto más separemos el acto de utilizar el anticonceptivo de la relación sexual, más eficaz será el anticonceptivo. Por este motivo, la mayoría de sociedades científicas hoy en día aconsejan utilizar métodos en los que el cumplimiento no dependa en tan gran medida del paciente. Actualmente se debería tender a utilizar en mayor medida los métodos reversibles de larga duración (LARC) que incluyen los DIUs (sólo se utilizan en un 6 por ciento de la población) y el implante anticonceptivo (utilizado por el 0,5 por ciento de la población). Si se consiguiese mayor utilización de estos LARCs se disminuirían significativamente los embarazos no deseados.

En todo este mundo de la anticoncepción, como en casi todo en la vida, es importante la información y consideramos básico un buen asesoramiento profesional. 

¿Cuáles son los retos futuros en materia de anticonceptivos?

Creo que se debería tender a buscar anticonceptivos de acción media o prolongada y a difundir en mayor medida los ya existentes de este estilo (LARCs). Además se debería tender a ofrecer mejor información sexual en todos los niveles (desde las familias, colegios, instituciones y profesionales sanitarios), para, de esta forma, poder llenar el vacío de conocimientos que todavía existe y la no percepción de riesgo de embarazo.

La comodidad de uso y eficacia en la evolución de los nuevos anticonceptivos (DIU hormonal e implantes) debería servir de ejemplo a la hora de diseñar nuevos anticonceptivos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS