¿Son los pies una zona erógena?

Los pies se han convertido en uno de los grandes iconos del fetichismo y, durante años, se ha hablado de ellos como de una zona erógena, pero ¿es cierto?

fetichismo pies

Los pies se han convertido en uno de los grandes iconos del fetichismo y, durante años, se ha hablado de ellos como de una zona erógena, pero ¿es cierto?

Según han hecho saber los investigadores de la Universidad Británica de Bangor y la Universidad Surafricana de Witwatersrand a través del estudio publicado por la revista especializada en neurociencia 'Cortex', los pies quedan relegados a los últimos puestos de las zonas consideradas erógenas.

Sin embargo, las manos (según ellos), la zona baja de la espalda (según ellas), los hombros y el interior del cuello, se establecen como zonas de gran atracción e intensidad erótica. Les siguen las orejas y, por supuesto, los labios: estos últimos son igual de irresistibles tanto para hombres como para mujeres. En los siguientes puestos del ranking aparecen el pecho (para ellos) y los pezones (para ambos).

Llama la atención, según los resultados de dicho estudio, que los labios aparecen empatados en cuanto a intensidad erógena, con los órganos genitales.

Parece estar demostrado que los pies quedan al gusto de unos pocos fetichistas.

Y tú, ¿crees que los pies se pueden considerar zona erógena? ¿Cuáles dirías que son las principales zonas erógenas? Cuéntanoslo en el tema del foro: “El fetichismo de los pies”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS