¡Sorprende a tu chico! Las mejores técnicas para prolongar el orgasmo masculino

Puede ser una experiencia única para ambos...

pexels

Si eres de las que siempre estás buscando nuevas formas de mejorar tus relaciones sexuales y mantener una vida sexual totalmente satisfactoria, seguramente te hayas preguntado alguna vez cómo puedes hacer que tu chico disfrute todavía más en la cama. ¿Cómo se puede prolongar el orgasmo masculino o hacer que este sea mucho más intenso? ¿Son iguales de explosivos que los de las mujeres? ¡Pueden llegar a serlo!

Existen algunas técnicas que permiten prolongar el placer de los hombres, retrasando el orgasmo para que este sea más placentero y, ya de paso, para que coincida y se acompase con el de la pareja. Aunque puede parecer algo complicado en algunos casos, te aseguramos que con si pones estas técnicas en marcha harás que tu chico vea fuegos artificiales. ¡Toma nota!

 

Pexels

Estímulos visuales

Los hombre se excitan mucho por la vista, mucho más que las mujeres. Es por ello por lo que es aconsejable estimular ese sentido, con algún gesto o actuación sensual y sugerente. Prueba a realizar un striptease que encienda la llama de la pasión, o a tocarte estratégicamente para aumentar su ritmo cardíaco y sus pulsaciones poco a poco, ¡le encantará!

El punto G masculino

A pesar de que muchos hombres tienen cierta reticencia a estimular su punto G, este asegura orgasmos de lo más intensos. El punto G masculino se encuentra a unos cinco centímetros en el interior del recto, en la pared frontal que roza con la vejiga. Es el pequeño abultamiento próximo a la próstata, y masajeándolo suavemente, incrementa la erección y el placer. También es posible estimular este punto G externamente, presionando o masajaeando el perineo. Esta es una zona muy sensible y erógena para los hombres, así que ya sabes…

Evita el orgasmo instántaneo

Una de las formas más efectivas de intensificar los orgasmos es retrasándolos voluntariamente, creando tensión. Cuando sientas que tu chico está próximo al climax -cuando su respiración se acelere y los músculos de su zona pélvica se contraigan- detén tus movimientos y sujeta la base de su pene durante un par de segundos, para retener el flujo sanguíneo y aumentar las sensaciones. Puedes practicar esta técnica un par de veces hasta que finalmente dejes que el orgamo ocurra… y cuando lo haga será explosivo.

Cambia de postura

La variedad en los movimientos y posturas sexuales aumentan la excitación sexual. Prueba a cambiar de posición antes de que él vaya a llegar al orgasmo; eso le excitará y hará que sea más intenso. También te permitirá ralentizar la penetración y contribuir a que él tarde un poco más en llegar al climax.

No te olvides de las zonas erógenas

Juega con dos zonas erógenas de tu chicos al mismo tiempo. Mientras le estimulas el pene, por ejemplo, puedes acariciarle los lóbulos de las orejas, besarle o arañar suavemente sus pezones o la espalda, ya que en esta zona se encuentran importantes receptores sensitivos. Es más que recomendable combinar caricias manuales con orales para conseguir una experiencia más placentera.

 

Continúa leyendo