¿Tienes un muy buen olfato? Tendrías por estadística más orgasmos

A esta conclusión llegó un estudio publicado en el Archives of Sexual Behavior. El sentido no afectaría la atracción, pero sí influiría en la cantidad de orgasmos experimentados. Solo buenas noticias.

Orgasmo
Istock

No te sorprenderá: tener sexo es una experiencia única, y sobre todo sensorial. Sola o en pareja, tus cinco sentidos se ponen automáticamente en alerta cuando te pica la excitación. ¿Pero sabías que tu percepción puede ser distinta según lo desarrollado que estén? Algunos más que otros son incluso determinantes a la hora de disfrutar. El olfato es uno, por no decir el, primero.

Dos estudios llevados a cabo en 2009 y 2013 demostraron que las personas sin sentido del olfato o que habían sufrido un trastorno tenían una vida sexual menos placentera. Resulta que no solo esta franja de la población se ve afectada. Un estudio realizado a su vez en 2012 y presentado en el marco de la Bienal de Etología Humana en Viena también llegó a una primera conclusión. Un total de 90 mujeres con edades comprendidas entre 20 y 30 años rellenaron un cuestionario y realizaron un test basado en la detección de una feromona secretada por las glándulas sebáceas. Las que más acertaron también resultaron ser las que más orgasmos tenían.

Mujer orgasmo
Istock

Un nuevo análisis publicado en la revista Archives of Sexual Behavior vino a confirmar que el desarrollo de este sentido en todos y cada uno de nosotros influía. 70 adultos con salud y una edad comprendida entre 18 y 36 años, mayoritariamente heterosexuales, completaron un cuestionario sobre su deseo, su práctica sexual y el conjunto de su experiencia. Realizaron, al margen, un test de sensibilidad olfativa: olieron tres rotuladores, uno de ellos con un aroma químico potencialmente reconocible. Los encuestados debían identificar todos y cada uno de ellos, una tarea especialmente difícil teniendo en cuenta que su composición solo se modificaba un poquito.

Las conclusiones fueron contundentes: el olfato no estaría automáticamente relacionado con el deseo ni la frecuencia sexual. Los encuestados con un olfato muy sensible no demostraron un interés más importante en el sexo, ni tampoco un rendimiento excepcional o diferente a los demás. Sin embargo, sí se llegó a comprobar que los que tenían un olfato más sensible tendían más a definir su experiencia sexual como placentera. En concreto, el estudio concluyó que las mujeres con esta facultad tenían más orgasmos durante el sexo.

Mujer orgasmo
Istock

¿A qué se debería esta tendencia? Según los investigadores implicados en el estudio, tendría que ver con el olor natural de las secreciones como el semen, fuente ineluctable de excitación para el humano. Un estudio llevado a cabo hace cinco años había demostrado que el olor de axilas y vulvas de mujeres provocaban un incremento  en los niveles de  testosterona lo que podría confirmar que estos son determinantes en cuanto a la excitación y experiencia sexual.

El estudio, pese a confirmar las hipótesis planteadas en los últimos años, no tuvo en cuenta otros aspectos como el ciclo menstrual o la vida sentimental de las encuestadas. Aún así, tenlo claro, si eres multiorgásmica, puedes agradecer tu nariz.

CONTINÚA LEYENDO