Genitales Femeninos: Todo lo que no te atreves a preguntar

Hablemos de cómo funcionan, cómo se llaman y dónde están ubicados cada uno.

Raquel Graña, psicóloga, coach educativa y sexóloga con web: Íntimas Conexiones,  nos habla, sin tapujos, sobre los genitales femeninos. Porque no debemos sentirnos avergonzadas de hablar de ellos con naturalidad, de mirarlo, observarlos, palparlos y descubrir su firma, sus nombres correctos y qué función tiene cada una de las partes de nuestros genitales

Uno de los principales problemas de los que se quiere hacer eco Raquel es ¿por qué los seguimos considerando un tema tabú? A cuántas mujeres conoces que hablen de ellos con la misma naturalidad con la que lo hacen los hombres, no tiene sentido que para nosotras sea una conversación que debamos obviar porque nos de vergüenza. Es verdad que hemos mejorado en lo que a conversaciones y "naturalizarlos" se refiere pero sigue siendo algo que nos cuesta mucho tratar (especialmente a las mujeres que es quién más interés deberíamos demostrar sobre los mimos). 

Para ayudarnos Raquel Graña nos da unos tips:

1. Naturalizar nuestros geniales. 

2. Saber que nuestros genitales se llaman vulva. No se llaman "vagina" porque esta es solamente una parte.

3. En los libros de anatomía, a los niños y niñas pequeños, solo se les explica que somos un aparato reproductor. Es decir, no existe clítoris, labios externos, internos... Por tanto, este extra de educación lo tenéis que hacer desde casa

 

En este vídeo, Raquel Graña, mediante una marioneta (a la que llama Lola, ve familiarizándote con su nombre porque puede que la veas en alguna que otra ocasión) te explicará gráficamente cada una de esas partes que se han obviado históricamente en los libros de educación. 

 

Tras identificar una a una las partes de nuestros genitales femeninos, Raquel nos lanza una pregunta:

¿Por qué es tan importante diferenciar entre labios externos y labios internos?

La gente está acostumbrada a llamarlos mayores y menores, pero no todas las mujeres tienen el mismo tamaño de labios y estos pueden estar invertidos. No tienes por qué sentirte diferente si no los tienes como dice la mayoría, es maravillosa la riqueza anatómica de nuestros cuerpos, por ello no debemos catalogarlos con aires exclusivos. 

Conocerse es uno de los objetivos de la educación sexual. 

 

Para ayudarte en esta misión hemos creado un consultorio online donde puedes hacer llegar tus dudas (de manera anónima, tranquila por ello, solo extraemos las preguntas). 

Manda tus dudas sobre sexo o cualquier cosa relacionada con tu cuerpo a Raquel.

 

 

 

CONTINÚA LEYENDO