5 mitos laborales sobre la mujer que debemos desterrar

Compórtate con un hombre para triunfar, viste solo con tonos neutros, nada de hablar de temas personales... ¿Te suena?

5 mitos laborales sobre la mujer que debemos desterrar
Corbis.

 

1. Solo triunfarás si pones tu carrera en el número uno de tus prioridades. Adiós familia y vida social –aquí entraría el debate sobre si la maternidad es un stop laboral o no-, hola vida dedicada al trabajo 24/7. Sí, trabajar duro es una necesidad para llegar a lo más alto de tu trabajo, pero no es sinónimo de vivir por y para el trabajo. Llegar a las ocho de la mañana y quedarte hasta las diez de la noche en la oficina todos los días no es igual a trabajar mejor ni rendir más, a pesar de que en España todavía se asocien estos conceptos (y se obliguen a veces, en el caso de las mujeres). Un empleado feliz es más productivo, y eso se consigue si tiene tiempo suficiente para dedicar a su ámbito personal.

2. Una vez elijes un camino laboral, no puedes volver ni cambiar. No porque te hayas especializado en un ámbito significa que solo puedas trabajar ahí. La movilidad, junto al reciclaje formativo, son dos de las tendencias laborales actuales. No debes renunciar nunca a la opción de cambiar tu perspectiva laboral estudiando y especializándote en algo nuevo -¡ni aunque seas madre!-.

3. El look working girl solo acepta trajes sastre y colores neutros. ¿A quién se le ocurrió semejante idea? Si te encuentra cómoda dentro de estos cánones, adelante; pero si no, vístete según tu personalidad. Aunque para ir al trabajo debas tener unas normas básicas de vestimenta –como evitar los escotes demasiado pronunciados o transparencias-, deja que tu estilo personal se note en tu forma de vestir, ya sea por los accesorios o los colores que elijas.

4. Los movimientos laterales son una pérdida de tiempo. Es decir, cambiar de empresa pero mantenerte en el mismo rango salarial no es recomendable. Esto no es cierto, pues aunque un cambio en el trabajo no suponga un ascenso, es una oportunidad laboral para adquirir nuevas habilidades y experiencia dentro del sector en el que te muevas.

5. Solo serás considerada líder en tu trabajo si tienes un puesto de responsabilidad. No es cierto, ya que dentro de tu departamento puedes ser un líder entre tus compañeros –y de hecho es una tendencia en diferentes ambientes laborales- y aportar valor al grupo como tal. Y dentro del grupo no debes dejar que nadie se lleva el mérito –las mujeres tendemos a pecar de modestia laboral y dejar que un compañero se lleve todo el reconocimiento, según diversos estudios-, por el trabajo que TÚ has realizado.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS