¿Influye el mal olor de la oficina en tu rendimiento laboral?

¿A tu oficina hay que entrar armada con un bote de ambientador? Pues os está perjudicando a todos más de lo que creéis.

¿Influye el mal olor de la oficina en tu rendimiento laboral?

No, no creas que solo es tu oficina la que huele fatal: el mal olor en los lugares de trabajo es algo más común de lo que crees. O eso revela el 1er Informe sobre las Percepciones de los Olores en España realizado por Rexona, que sostiene que más de un 35% de los trabajadores españoles afirma que su oficina termina oliendo a mal a lo largo del día.

¿Los motivos que provocan que en los lugares de trabajo se forme el mal olor? Cuestiones higiénicas aparte de más de uno, las jornadas de trabajo maratonianas, la acumulación excesiva de tareas y los tiempos ajustados de entrega están detrás del conocido como olor a “humanidad”. Y todos ellos tienen en común una cosa: el estrés.

De hecho, una de las épocas en las que más sufre tu sentido olfativo es la vuelta de vacaciones, ya que al fin del verano y el comienzo de la rutina se suma el conocido como síndrome postvacacional (cuyos síntomas son más dificultad para adaptarse al trabajo, bajo rendimiento y agotamiento más agudo), por lo que existe un mayor nivel de estrés en los trabajadores. En el informe también se señalan que otras causas que provocan el mal olor son la mezcla de los diferentes perfumes y aromas de los compañeros de trabajo o la comida que se lleva a la oficina

Al final, y según extraemos del estudio, el mal olor provoca que rindamos menos en nuestro trabajo y nuestra productividad alcance el nivel mínimo, con lo que debemos pasar más tiempo en la oficina para desarrollar nuestras tareas. Así que ya sabes, la próxima vez que nadie quiera ventilar la oficina o aplicar un poco de ambientador, ¡ya tienes un argumento con el que rebatirle!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS