Cómo nació el proyecto Emperatrices del Siglo XXI

¿Cómo sería tu hotel perfecto? ¿Sueles echar de menos algo en la habitación? ¿Y en el baño? ¿Tiene algún sentido para ti la selección del minibar? ¿Quién usa los calzadores? ¿Por qué solo hay tres perchas en el armario? ¿El wi-fi no está incluido? ¿Por qué tardan tanto en hacer el check-in? Si te haces este tipo de preguntas –no sin cierta frustración– cuando cruzas la puerta de un hotel, bienvenida al Club de Emperatrices del siglo XXI.

ASÍ NACE UNA IDEA

emperatrices

"Las mujeres tenemos mucho que aportar a la experiencia del viaje y de la selección del hotel. Somos muchísimo más detallistas; tenemos una visión diferente de lo que puede ser un hotel, y eso puede ser muy enriquecedor y único", argumenta Sara Ramis, directora de marketing de Barceló Hotels & Resorts. De ahí que, cuando su cadena le comunicó que el hotel elegido para su desembarco en Madrid sería el Emperatriz, inspirado en la figura de Eugenia de Montijo –de quien toma el nombre–, Sara se decidiese a crear un club de mujeres líderes y profesionales para que aportaran ideas al proyecto de reforma de este antiguo hotel, que abrirá sus puertas a finales de año convertido en el primer cinco estrellas urbano de la compañía. Porque lo cierto es que las mujeres viajamos cada vez más, solas y acompañadas. Por placer y por trabajo. Y pocas veces sentimos que alguien se ha parado a pensar en nuestras necesidades a la hora de amueblar, accesorizar, dotar de servicios y comercializar un hotel.

"Me ha apetecido participar en este proyecto por el hecho de que nos den la oportunidad de estar con los creativos del hotel y decirles las cosas que nos gustaría que hubiera cuando llegas a la habitación. Cosas que echas en falta o que te apetecerían", confiesa la actriz Ana Fernández.

"La vida es demasiado corta como para que cualquier experiencia hotelera que vivas, ya sea personal o profesional, no sea una buena experiencia", apostilla Marina Specht, ceo de MRM y otra de estas "emperatrices".

"El objetivo del Club de Emperatrices del s. XXI es crear un hotel especial y diferente, con experiencias únicas y sobre todo con las que nos han aportado nuestros propios clientes. Esa es la clave de un proyecto de co-creación", resume Sara.

PROYECTO PIONERO

emperatrices

Dicho y hecho. Dos intensas jornadas de trabajo para imaginar cómo sería ese hotel ideal (arriba en las imágenes) con mujeres de muy diferentes ámbitos profesionales, nacionalidades distintas y áreas de interés diversas, seleccionadas por Marie Claire España, México e Italia en colaboración con la cadena hotelera, con un nexo común: el placer y la necesidad de viajar. "Queremos que el nuevo Barceló Emperatriz sea un hotel completamente enfocado a la experiencia del cliente. Donde se trate con mucho cuidado a todos los clientes. Y donde se respire el espíritu de Eugenia de Montijo. Ese carácter visionario, independiente y emocional de lo que fue la emperatriz española en la corte francesa", comparte Sara Ramis.

Con esta idea de co-creación, se han querido reimaginar todos los procesos que confl uyen cuando una persona pasa una noche en un hotel determinado. Desde que empieza a investigar el destino y su oferta hotelera, hasta que entra en el hotel, los servicios que demanda cuando se encuentra allí alojada e incluso después, en el momento posterior a su experiencia.

LIENZO EN BLANCO

emperatrices

Y así, nuestras emperatrices han compartido con Barceló multitud de gustos y disgustos hosteleros. "Yo disfruto mucho el 'previaje', la emoción de la búsqueda, la curiosidad, todo ese momento de investigación", confiesa Carla Royo-Villanova. Aspecto en el coincide con María León, que cree que "es muy emocionante preparar un viaje porque es el sueño, la ilusión. Pero una vez allí, lo más importante es sentirte como en casa. Que el personal te cuide con cariño y mimo. Que te hagan sentir especial". Sentirse "en casa" también es un must para Andrea Pascual.

Mientras que María Fitz-James lo que más valora es "el servicio". Por su parte, Rosa María Calaf apunta a "una combinación de trato agradable, discreción y pequeños detalles que te hagan percibir ese hotel como si fuera tu casa". "Somos mujeres multifacéticas, con familias, que estudiamos, que hacemos ejercicio, que viajamos, que queremos disfrutar, que queremos trabajar, que queremos estar cómodas. Me encanta este tipo de retroalimentación de mujeres a la hora de pensar un hotel", dice Ariadne Grant, directora de Marie Claire México.

"Que exista un hotel con tan fuerte opinión femenina es una experiencia nueva. Y como todas las mujeres llevamos dentro una organizadora nata, seguro que funciona. Somos personas que nos encanta compartir experiencias, así que están surgiendo muchas y muy buenas ideas", apunta María Pardo de Santayana, directora de Marie Claire. Solo queda por descubrir cuáles de ellas terminarán por ver la luz a final de año en el novísimo Hotel Barceló Emperatriz de Madrid.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS