¿Cómo puedes invertir tu dinero de forma sostenible?

Carla Bergareche, directora general de Schroders España y Portugal, explica qué es una inversión sostenible y por qué nos conviene invertir nuestro dinero en proyectos sostenibles.

El desarrollo sostenible no solo incorpora aspectos ambientales, también económicos y sociales. Esto aplica también a nuestros ahorros e inversiones, y así se ha desarrollado la noción de inversión sostenible. Este enfoque busca incorporar al proceso de inversión aspectos no sólo financieros, sino también los vinculados a esta visión de responsabilidad social. Y es cierto que la sostenibilidad genera cada vez mayor interés en los inversores pero a día de hoy las inversiones sostenibles supone un porcentaje muy pequeño de sus carteras. Schroders ha estudiado si los inversores tienen información suficiente y si son conscientes de que con sus finanzas pueden tener un impacto en el mundo. 

Según el estudio de Schroders, hay tres factores que podrían incrementar su posición en inversiones sostenibles. 

1. Cambios regulatorios que lo favorezcan.  

2. Asesores que ofrezcan más y mejor información.  

3. Fondos que den una información más completa que ayude a tomar decisiones de inversión sostenible.  

La sostenibilidad es un factor importante, pero los inversores españoles reconocen que lo más relevante a la hora de tomar una decisión de inversión sigue siendo la rentabilidad. No hay un botón mágico para convertir el sistema financiero en sostenible de la noche a la mañana, pero la implicación de todos los componentes de la cadena de inversión, desde el propio inversor hasta los fondos o los asesores, contribuirá a afianzar este concepto. Porque además, sostenibilidad y rentabilidad no son conceptos incompatibles. Se pueden combinar los objetivos financieros con los valores. Las próximas generaciones y la entrada de las mujeres en la decisiones de inversión, facilitarán el cambio.