¿Quieres aprender a ser una buena líder en tu trabajo?

Te encuentras dirigiendo un proyecto, un equipo o sencillamente teniendo personas a tu cargo. Y no es tarea fácil, ¿verdad?

Sarah Jessica Parker y Pierce Brosnan
Sarah Jessica Parker y Pierce Brosnan en un fotograma de 'I Don't Know How She Does It'/ The Weinstein Company.

Todo trabajo supone asumir ciertos niveles de responsabilidad. Con el tiempo, tu experiencia y habilidades se van desarrollando, hasta que llega el momento en el que te encuentras dirigiendo un proyecto, liderando un equipo o, sencillamente, teniendo personas a tu cargo. Y no es tarea fácil, ¿verdad? 

En estos casos, es fundamental tener confianza en ti mismo y transmitir al resto tu seguridad para el cargo, ofreciendo propuestas y soluciones, guiando al equipo como uno más del mismo. 

A este mismo reto se ha tenido que enfrentar en varias ocasiones Dominique Cerri a lo largo de su carrera, especialmente cuando le ofrecieron el cargo de Directora General de InfoJobs, compañía de la que ahora está al frente. Hoy, comparte con nosotros su experiencia personal a través de varios consejos clave para convertirte en un buen líder en el trabajo. Un líder que inspire y motive, un referente para el resto del equipo. 

1. No empieces la casa por el tejado

Como en cualquier construcción, es fundamental comenzar trabajando los cimientos, sentando las bases del equipo y definiendo roles y reglas. Si quieres ser un buen líder, piensa antes de hablar, mide las consecuencias antes de actuar. Empieza definiendo una estrategia a seguir y no dudes en compartirla con el equipo, ¡seguro que tienen mucho que aportar! Si hay algo que me gusta de mi trabajo es que, gracias a mi equipo y su experiencia, nunca dejo de aprender.

2. Motívate y comparte tu entusiasmo

Cookie Lyon
Cookie Lyon, líder en un mundo de hombres en 'Empire'/ FOX.

La motivación es clave en casi todos los aspectos de la vida. Un equipo motivado mostrará más compromiso, al mismo tiempo que crece su aspiración por conseguir los objetivos planteados. Pero si el líder no cree en el proyecto y no mira por él, es muy difícil que el grupo lo haga. Al fin y al cabo, él es su ejemplo y referente en las tareas. Como líder, ¡debes creer en lo que haces! Asume esta responsabilidad motivado.

3. Compromiso de principio a fin

Un buen líder debe estar al tanto del proyecto y de su equipo en todo momento, conociendo las necesidades y obstáculos que surgen a cada paso, anticipándose a los problemas y guiando la estrategia. Si dejas pasar mucho tiempo sin controlar el estado del trabajo, cualquier problema, por pequeño que sea, será más difícil de reconducir. Así que, una vez diseñado el plan y organizado el trabajo, convoca reuniones periódicas y productivas (¡ya sé que el tiempo es oro!) para revisar los tiempos de ejecución o resolver posibles dudas, y muéstrate siempre accesible para comentar con el equipo sus sensaciones o inquietudes. 

4. ¡Cuidado con las formas!

Las personas carismáticas y con personalidad suelen asumir mejor el liderazgo. Un líder que duda no es buen líder, al igual que una persona que inspira miedo o desconfianza pierde todas sus cualidades de buen líder, alejando al equipo de sí mismo y, con ello, de los objetivos marcados. 

Si es necesario, trabaja tu carácter y tu oratoria para que la comunicación con tu equipo sea siempre bidireccional. Igual que hay que ser empático, en ocasiones será necesario ser duro y dominar la situación. La clave está en afrontar el problema y saber tratarlo con el tono, la proximidad y el lenguaje que requiera cada caso. ¡Pero, sobre todo, nunca pierdas las formas

5. ¡No sin mi equipo!

No confundamos ser buen líder con ser un buen amigo. Un buen líder en el ámbito laboral sabe acercarse a sus compañeros sin necesidad de crear ese vínculo emocional más asociado a la amistad. Y para que el equipo funcione, es necesario que esa buena relación -esa cercanía y empatía- se genere también entre los miembros del proyecto. 

En InfoJobs, por ejemplo, no tenemos despachos. Mi mesa de trabajo está mezclada con las del resto del equipo y esta cercanía permite una mayor integración por ambas partes.

¿Quieres ser una buena líder en tu trabajo?
Ser una jefa tirana a lo Miranda Priestly en 'El diablo viste de Prada' no es la mejor estrategia... / Twentieth Century Fox

Y más allá del trabajo que os vincula, propón iniciativas que ayuden a crear equipo y busca aficiones en común más allá del trabajo que os vincula. Una buena idea es reemplazar la típica comida de departamento por una actividad diferente y divertida que fomente la relación entre vosotros. Puedes optar por los cada vez más populares juegos de escape o acudir a compañías de team building que te harán una buena propuesta. 

6. Recompensa su trabajo y celebra los éxitos

Conviértete en un líder colaborativo. Sé detallista y reconoce el buen trabajo del equipo. No hablamos sólo de recompensas materiales, a veces basta con compartir con ellos los halagos recibidos y dar visibilidad a sus progresos y logros conseguidos. Como líder, serás en muchas ocasiones su portavoz ante altos cargos y el responsable de que sus méritos se vean recompensados. Vela por los intereses de tu equipo, que no son otros que los tuyos propios, y aprecia su esfuerzo. Un trabajador satisfecho y valorado será más productivo y eficaz. 

Pero además de las compensaciones individuales, es importante celebrar los logros en equipo. En InfoJobs cada año nos marcamos unos objetivos concretos y hacemos una pequeña celebración cada vez que alcanzamos uno de ellos. De esta manera todo el equipo siente reconocida su labor y nos damos un momento para saborear el éxito.

*Contenido elaborado por Dominique Cerri, Directora General de InfoJobs.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS