Cómo trabajar con tu mejor amiga (y no morir en el intento)

La mejor serie cómica del año (Doll & Em) trata sobre unir amistad y trabajo ¿Sus protagonistas? Emily Mortimer (The Newsroom) y Dolly Wells (Spy), amigas y socias en la vida real

Emily Mortimer y Dolly Wells

Coworking, crisis-free, autoempleo, start up… Seguro que estas (neo)palabras te suenan. Los nuevos y revueltos tiempos laborales han unido a amigos y familia en trabajos improvisados, pequeños negocios y microocupaciones nacidas del ingenio y las ganas de ayudar. ¿Que abres una tienda de cupcakes y necesitas una empleada por horas? Llamas a tu amiga diseñadora que está en paro. ¿Que te vas a vivir con tu pareja y necesitas una mano para la mudanza? Whatsappeas a ese amigo viajero con furgoneta al que sabes que le vendrá bien el dinero

En España el número de trabajadores autónomos creció el año pasado en 17.944 personas. Y la tasa femenina de autoempleo dobla a la masculina. La propia secretaria general de los autónomos, María José Landaburu,  aseguró hace unos días que "el crecimiento del autoempleo tiene nombre de mujer". Son ellas también las que más cuentan con el entorno para rescatarlos del paro. 

Estas ideas: el autoempleo y contar con tu mejor amiga para trabajar contigo en ese proyecto al que llevas dándole vueltas varios años, se unen en la nueva serie cómica del año: Doll & Em, que emitirá la todopoderosísima HBO, creada, guionizada y protagonizada por Emily Mortimer (The Newsroom) y su amiga y socia en la vida real Dolly Wells, protagonista de la serie Spy.

La premisa es tan simple como adecuada a los tiempos: Emily, una actriz británica, se muda a Los Ángeles para empezar un nuevo proyecto profesional. La sigue de cerca su amiga en paro, Dolly, a la que contrata como asistente personal. A partir de ahí, lidian con las complicaciones de la amistad femenina y las relaciones jefa-empleada. ¿Qué pasaría si te ocurre a ti? Aquí van algunos consejos para no terminar la amistad.

Tips para sobrevivir

-Evita hablar de trabajo fuera del horario. Cuando cruces la puerta de la oficina, escápate sutilmente de cualquier conversación relativa a las aventuras de la jornada laboral.

-Si hay dinero de por medio, firma un contrato. De las peleas de amigos que montan un negocio viven los abogados. Por mucho que quieras a la que es tu compañera desde la guardería, no está de más llegar a un acuerdo por escrito.

-Aprende tu nuevo rol. Si te toca ser jefa, no mires con recelo si tu amiga va a comer con sus compañeros o sale a tomar un café y no te avisa. Sería contraproducente si hace lo contrario.

-No te asustes si te distancias un poco. Al principio y hasta que os acostumbréis a los nuevos papeles un poco de aire no es negativo. Al contrario, es (muy) necesario.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS