7 consejos para conseguir una mentalidad de líder

¿Estas preparada para ser líder? ¿Sabes cómo gestionar equipos y conseguir lo que te propongas? Aquí van algunas claves para triunfar.

¿Cuántos profesionales han sido promocionados para dirigir equipos sin saber realmente cómo inspirarlos y liderarlos? Aunque el liderazgo es una cualidad innata en algunas personas, para la mayoría es algo que hay que aprender y trabajar a diario. ¡No es fácil tener una mentalidad de líder! Muchos directivos, por ejemplo, se pasan toda su carrera profesional gestionando personas sin ser nunca reconocidos como líderes, sabiendo sólo microgestionar en lugar de desarrollar equipos motivados y autónomos.

Robert Walters, consultora especializada en búsqueda y selección de mandos intermedios y directivos a nivel global, acaba de lanzar su guía “Un Paso Adelante: Guía para Nuevos Managers”, en la cual se explican 7 métodos para lograr un auténtico liderazgo. Tanto si has ascendido y ahora diriges un equipo, como si has emprendido y montado un negocio, estos consejos te vendrán bien. ¡Y podrás aplicarlos también a tu vida diaria!

1. Saber cuándo dar un paso atrás. Delegar no es compartir una gran carga de trabajo. Los líderes deben saber reconocer cuándo tienen que dar un paso atrás para brindar a los miembros de su equipo la oportunidad de brillar. Esto significa permitir que los empleados adopten su propio enfoque y asuman sus propios errores. También puedes aplicar este principio a tu vida personal: no siempre hace falta que te ocupes tú de todo.

2. Fomento de la formación: Los líderes deben estar realmente comprometidos en fomentar el desarrollo de sus empleados. Al promover programas de formación y sesiones para la mejora de sus habilidades y competencias, los buenos líderes animan a su equipo a alcanzar su máximo potencial.

líder
Pexels

3. Coaching para el éxito: Un elemento esencial para garantizar que los empleados sobresalgan es apoyarles y guiarles en el camino hacia el éxito. El coaching va de la mano del liderazgo. No se trata sólo de dar consejos, sino de ofrecer un espacio abierto para que los demás expresen sus opiniones, compartan sus ideas y lleguen a sus propias conclusiones sobre los proyectos en marcha.

4. Ofrecer feedback con honestidad y empatía: Cuando se trata de desarrollar un equipo, es crucial proporcionar un feedback continuo a cada integrante. Pero no siempre es fácil, sobre todo si hay que resolver un conflicto. Los buenos líderes deben intentar que sus comentarios sean constructivos y no críticos. Deben, también, ser específicos y centrarse en el problema y no convertir el problema en algo personal: esto también te servirá si tienes alguna discusión por trabajo.

5. Incentivar la autocrítica constructiva: Los líderes deben incentivar a sus equipos a hablar y valorar su desempeño. Puede ser difícil, pero los comentarios de los empleados son muy valiosos para desarrollar un estilo de liderazgo. Un feedback constructivo siempre es necesario. Incluso puedes reflexionar tú misma sobre tus actos y ver cómo puedes mejorar tu trabajo.

6. Adoptar un enfoque ágil: Los líderes deben adaptarse a los cambios rápidamente debido al mundo laboral en el que vivimos actualmente. La adopción de un enfoque flexible en el estilo de liderazgo y el compromiso con un desarrollo continuo, ayudará a los líderes a sentirse más cómodos con los futuros retos a superar.

7. Crear una cultura y estilo de liderazgo propio. ¿Cómo? Con algunas prácticas: liderar con pasión, creer en lo que se hace, apoyar desde la distancia, ser empático y positivo...

Continúa leyendo