¿Puedo colgar una foto de mi hijo en Internet?

Hoy en día es habitual que los padres suban fotos de sus hijos a sus distintos perfiles en las redes sociales, pero el tema no está exento de controversia, ya que son muchos los que consideran que de alguna forma se está vulnerando el derecho de intimidad de los menores. Desde ABA Abogadas, la abogada Marta Macho, especialista en Derecho de Familia, nos ofrece un detallado estudio sobre la reciente jurisprudencia al respecto.

pataky
Elsa Pataky sube imágenes con sus hijos a su cuenta de Instagram, pero a los pequeños nunca se les ve el rostro/ @elsapatakyconfidential.

Una jurisprudencia escasa, pero contradictoria

En alguna ocasión ya he hecho mención a la existencia de un vacío legal y jurisprudencial al respecto del tema, y es que a pesar de que existe jurisprudencia, es aún escasa, y como es habitual, el derecho va por detrás de los acontecimientos sociales, pues son éstos los que demandan regulación.

No obstante, y a pesar de ser escasa, encontramos diferentes corrientes dentro de esta jurisprudencia. Por un lado, aquélla que entiende que “colgar” o “subir” una foto de nuestro hijo menor en una red social es una cuestión de patria potestad, que precisa el consentimiento del otro progenitor, o en su defecto, autorización judicial. Y por otro lado, aquélla que entiende que no es una cuestión de patria potestad trascendente, en cuanto que no precisa de ese consentimiento o autorización judicial.

En relación a la primera corriente, nos encontramos con la Sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra, de 6 de junio de 2015, que entendió que, si el padre pretendía publicar fotos de su hijo en Facebook, debía solicitar previamente el consentimiento de la madre, y en caso de oposición de ésta, acudir a la vía judicial para solicitar la oportuna autorización. 

Y en contrapartida, también nos encontramos con la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 22 de abril de 2015, que desestimó la petición del padre de que se prohibiera a la madre publicar fotos del hijo común en las redes sociales, al entender que no se había acreditado que dichas fotografías fuesen degradantes o atentasen contra el derecho a la imagen del menor. Es decir, la madre podría publicar tales fotos (no degradantes) independientemente de la voluntad del padre.

En nuestro país existe un vacío legal y jurisprudencial respecto al tema

Kim k
Por su parte, a Kim Kardashian no le importa que todo el mundo conozca a sus pequeños a través de su Instagram/ @kimkardashian.

La regulación jurídica de la patria potestad

El artículo 156 del Código Civil señala que la patria potestad se ejercerá bien conjuntamente por ambos progenitores o bien por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro, siendo válidos los actos que realice uno de ellos conforme al uso social y a las circunstancias o las situaciones de urgente necesidad. En caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrá acudir al Juez, quien -después de oír a ambos y al hijo si tuviera suficiente juicio, y, en todo caso, si fuera mayor de doce años-, atribuirá sin ulterior recurso la facultad de decidir al padre o a la madre.

Jurídicamente, si entendemos que esta actuación de un progenitor tiene una especial trascendencia o relevancia en la vida del menor, aquél que desee publicar una foto precisará del consentimiento del otro progenitor. En caso de no conseguir dicho consentimiento, deberá acudir al procedimiento previsto en la Ley de Jurisdicción Voluntaria 15/2015 para que el Juzgado competente le autorice para ello.

Desde mi punto de vista, en el mundo en el que vivimos, Internet -y las nuevas tecnologías en general- forman ya parte de la vida diaria. Un mundo en el que se consulta Facebook o Instagram con frecuencia, por lo que estas herramientas pueden considerarse como medios de comunicación habitual.

En conclusión, entendemos que “colgar”, “subir” o “compartir” una fotografía de nuestro hijo en una red social es un acto que cabe calificar -atendiendo al citado artículo 156 del Código Civil- como “…conforme al uso social y a las circunstancias…”, siempre que la citada fotografía no sea degradante.

Por otra parte, nuestras salas de vistas están saturadas de procedimientos, ya que hoy en día se tiende a judicializar cada actuación cotidiana. Cabría pensar en limitar esta tendencia, tratando de resolver aquellas situaciones en las que no sea necesario acudir a un Juzgado, máxime cuando con esas actuaciones o situaciones no se causa daño a nadie.

Facebook o Instagram pueden considerarse medios de comunicación habitual

Nuestra abogada

abogada

Marta Macho es abogada de ABA Abogadas, un despacho de abogadas fundado en 1995 por Ana Clara Belío y Cristina Almeida para ofrecer a los particulares un servicio jurídico con la calidad de los grandes despachos. El bufete está especializado en Derecho de Familia, Laboral y Penal. Cuenta con un equipo de 6 socias, 7 abogados y 3 personas dedicadas exclusivamente a la atención al cliente, así como expertos colaboradores en distintos temas. El despacho ha atendido a más de 5.500 clientes y unos 500 nuevos clientes al año.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS