Glasswalking, la técnica de coaching para la superación personal

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo “no puedo”? Probablemente en esos momentos, no hayamos sido conscientes de que somos nosotros mismos los que nos autolimitamos, acotando nuestro camino hacia el éxito.

Glasswalking, la técnica de coaching para la superación personal

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo “no puedo”? Probablemente en esos momentos, no hayamos sido conscientes de que somos nosotros mismos los que nos autolimitamos, acotando nuestro camino hacia el éxito. El coaching es un proceso muy beneficioso para conseguir el bienestar personal o profesional, que, en los últimos años, se ha ido desarrollando en diferentes áreas, cada una adaptada al tipo de objetivo que se desea conseguir.

La vida es un constante cambio, y las personas necesitamos adaptarnos, transformarnos, modificar nuestra conducta, para ser capaces de superar las dificultades y conseguir los logros y metas propuestas. Las últimas tendencias de coaching, se encaminan a trabajar sobre metáforas de vida aplicadas, capaces de hacer que nos enfrentemos a los retos, superemos los obstáculos y logremos reforzar nuestro propio yo. Entre las más novedosas está el Glasswalking, dentro de las técnicas denominadas de “alto impacto”, que son actividades diseñadas para generar cambios en las personas y permitir que estas alcancen altos niveles de superación personal, mejorar la confianza, romper sus limitaciones y proyectar la autorrealización personal y profesional.

Glasswalking: caminar sobre cristales rotos

Estas prácticas, que comenzaron aplicándose en compañías americanas como Coca-Cola o Fedex hace relativamente poco tiempo, se han extendido rápidamente, y ahora, ya son muchas las personas que lo experimentan, tanto a nivel personal como profesional.

La palabra Glasswalking, como bien su nombre indica en inglés, significa caminar sobre cristales rotos. Dirigido por profesionales del coaching, especializados en conseguir los mejores resultados, los cristales responden metafóricamente a todos y cada uno de los miedos y obstáculos que tienen secuestrada nuestra propia mente, y que nos impiden superarnos personal o profesionalmente.

glasswalking

Actúa en nuestro subconsciente con mayor impacto por ser una vivencia personal, única y que afecta directamente a las emociones. A priori, todos nos negamos a caminar sobre cristales con los pies descalzos, nuestra mente nos avisa del peligro de acabar con los pies ensangrentados.

La clave de estas técnicas de alto impacto radica en hacer algo que pensabas que no podías hacer.

Todos nos autolimitamos, y nuestra mente recrea una y otra vez los fracasos padecidos a lo largo de la vida, lo que frena considerablemente la actitud proactiva ante nuevos problemas, dificultades especiales, o situaciones más o menos complejas. En definitiva, acotamos nuestras propias capacidades, y estas prácticas están orientadas a modificar los paradigmas mentales, produciendo una fuerza y energía interior que nos permita el cambio hacia la búsqueda de la superación, y así lograr los mejores resultados. La vida es un constante reto hacia el crecimiento personal que no podemos desaprovechar.

¿Y tú, te atreves a caminar sobre cristales rotos?

María C. Melero
Licenciada en Ciencias del Trabajo
Editora del blog antesalarrhh

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS