Llegan las 'Madres Alfa'

¿Más responsabilidad laboral equivale a más carga doméstica? Es así en el caso de este nuevo perfil de mujer.

Poco a poco, las mujeres avanzan consiguiendo mayores puestos de responsabilidad. Todo un logro en el camino de la conquista de la igualdad, pero una pega a la hora de compatibilizar la vida profesional con la personal y doméstica, sobre todo si no se obtiene la implicación necesaria por parte de la pareja. Hijos –sobre todo menores- y tareas del hogar se convierten entonces en un añadido de trabajo con el que hay que lidiar día a día.

Llegan las 'Madres Alfa'


Y es precisamente ese nuevo perfil de mujer, el de una trabajadora con un cargo de mayor responsabilidad y con un extra de tareas domésticas, el que refleja MyWord en su estudio Mikroscopia 2015, dirigido por Belén Barreiro, ex presidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas. ‘Madre Alfa’ es la denominación que se le da a este nuevo perfil, que representa ya más de un cuatro por ciento de la población femenina, y que se identifica con mujeres de clase acomodada y edad comprendida entre los treinta y cinco y cuarenta y nueve años; son además las potenciales consumidores de productos relacionados con el cuidado de la imagen, se preocupan de su salud y de la alimentación sana de su familia, así como de la suya propia.

Más de un sesenta por cierto de estas mujeres se ocupan del cuidado de los hijos, además de limpiar la casa, hacer la colada, la compra semanal y cocinar. También se encargan de realizar tareas que, según los estudios sociológicos, hasta la fecha correspondían a los hombres, como la compra de aparatos tecnológicos, automóviles o arreglos y pequeñas reparaciones en el hogar.

Pero todo ello no implica que la mujer disfrute de este nuevo papel. La ‘Madre Alfa’ se encarga de estas tareas porque no consigue que otro las realice. A las obligaciones que tradicionalmente se han otorgado a la mujer se le suman nuevas, lo que implica una mayor carga que se suma al extra de responsabilidad profesional. ¿Cómo consigue compatibilizarlo todo? Según la encuesta, aprovechando cada instante de su tiempo, además de confirar en Internet como su gran aliado, ya que la mayoría de tareas –compras, comparación de precios, encargos- las realiza de manera online.

Lo alarmante del estudio es ver cómo este nuevo perfil se va asentando en la sociedad y es aceptado como un paso más en la incorporación de la mujer en la vida laboral. Desde Marie Claire lanzamos una pregunta, ¿no sería más lógica la aparición de un perfil de mujer trabajadora que repartiera de manera equitativa con su pareja las tareas domésticas y el cuidado de los hijos? ¿O es una completa utopía llegar a alcanzar la igualdad real también en el ámbito del hogar?

Etiquetas: feminismo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS