Manual de elegancia contemporáneo: así se usa el whatsapp

Elegancia y whatsapp : ¿una pareja imposible? (Primera parte)

1

Para conseguir un cierto toque de elegancia a la hora de utilizar el whatsapp nada mejor que atender a los siguientes consejos.

1. La foto del perfil en whatsapp. Es tremendamente despistante ver fotos del perfil en whatsapp de perros, caballos o bebés. Igualmente, aquellos que se ponen fotos de ellos mismos pero de hace treinta años, o los que se ponen fotos en "semipelotas" como si estuvieran en Gaydar, o los que posan como si estuvieran en una portada de revista de moda o, peor, en el vídeo de presenación de un programa de telerrealidad. Mejor sería o no poner ninguna imagen, o poner una imagen cuanto más neutra mejor.

2. Los estados de whatsapp. No a la poesía "feliz" o incluso "soy feliz completamente"; o "repartiendo felicidad"; "buscadme en la luna".

Referencias al amor o al desamor: "seré un loco enamorado más, que más da si yo que quiero a rabiar, aunque después me duela","soy tan torpe que hago daño a la gente que me quiere", "por amor, todo"; "comer, beber, amar", "eres la razón de mis mañanas".

Modalidad hombre del tiempo: "El otoño llegó"; "¿saldrá el sol?", "ya está aquí la Navidad", "llueve, pero ya saldrá el sol", "siempre sale el sol".

Modalidad proverbio chino: ”pensando siempre pensando”, “la meta es partir”; “normalmente las cosas más pequeñas son las más extraordinarias”, “cambiando las personas que me hacen perder el tiempo, por aquellas por las que pierdo la noción del tiempo”, “empiezo a pensar que así se está mejor” (modalidad, además, “me hago el misterioso”), “cada día aprendo algo y aporto al resto”, “igual te meto una ostia”.

La poesía, pero en inglés: “follow me to the moon”, “let’s rock it”,  “make that change”, “switch on, like always”, “sing like no one’s listening, dance like no one’s is watching, love like you’ve never been hurt, and live like it ‘s heaven on earth".

Los que ponen acciones que despistan (¿entonces les escribo o no les escribo?) o que creen que son disuasorias, cuando todos sabemos que todo el mundo mira el móvil en todas partes y en cualquier situación: “haciendo cajones”, “en la escuela”, “ocupado”, “estoy durmiendo”, “sólo urgentes”.

Los vagos que ponen cosas del tipo “estoy en el gimnasio” cuando todo el mundo sabe que son, pues eso, unos vagos.

Basta ya de hacerse el gracioso. Mejor seria no poner estado. Y punto.

3. Contestar whatsapp más allá de las dos de la mañana. ¿Hace falta que digamos que caeréis en el ridículo máximo?

4. Exceso en la utilización de emoticonos. Los que después de una flamenca ponen tres soles, unos labios en plan “muak” doce pares de corazones, un koala, unos fuegos artificiales… Ya sabemos que nos quieres. Gracias. Los que se despiden con un pulgar mirando al cielo, y luego tú con un corazón, y luego el otro con un “muak”, y luego tú con un sol y luego y luego y luego… Recuerden, la mayoría de veces, menos es más.

5. Despedirse por whatsapp. Pues sí, hay que despedirse. Y punto. Pongan cosas del tipo, “hasta luego”, “me voy a cenar”, “subo a un avión”, “nos vemos” “muak", pero finalicen las conversaciones.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS