Mindful-Working: las claves para conseguir trabajar cada día con alegría

¿Cómo afrontar un día de trabajo de la mejor manera posible? Aquí tienes unos consejos para trabajar con alegría todos los días.

Si la felicidad es un concepto relevante en una construcción larga y laboriosa, la alegría es una emoción, y todos podemos sentir emociones. Lo que ocurre es que el día a día profesional a veces es pesado, incierto, estresante… Y a la alegría le cuesta encontrar un lugar. Pero si nos detenemos, si descansamos en el aquí y el ahora, encontramos ese punto de equilibrio.

El mundo laboral favorece una cultura de resultados y, quienes no se integran en ella suelen estar mal vistos. La presión del “siempre más” (más resultados, más retos, más perfección…) nos suele hacer caer en la trampa de tener una sensación de insuficiencia y de fracaso. No siempre podemos estar a la altura y de ahí se derivan sentimientos de vergüenza y de culpabilidad. Y entonces, como es natural, a la alegría le cuesta asomar entre todos esos sentimientos...

¿Cómo conseguir, entonces, afrontar el trabajo con alegría y buen ánimo? Antonio Gallego, especialista en mindfulness y colaborador de Petit BamBou, nos ha descubierto algunas claves importantes a la hora de afrontar el trabajo y trasladar la alegría a este ámbito. ¡Toma nota!

  1. Introducir pautas conscientes a lo largo de la jornada laboral: Además de esos descansos para un café con los compañeros, o el momento del snack, sería recomendable hacer pequeñas pausas de 2 o 3 minutos donde poder volver a conectar con el momento presente, con lo que estoy haciendo.
  2. Actitud compasiva hacia los demás: Trata de ver a tus compañeros como personas iguales a ti,  que también sufren, tienen sus necesidades, sueños y anhelos.
  3. Planifica la jornada: Hay que tener muy claro cada mañana cuando vamos al trabajo algunas cuestiones como: ¿Para qué lo estoy haciendo? ¿Cuál es mi implicación personal o profesional en esta tarea? ¿A quién estoy beneficiando? ¿Qué problema estoy resolviendo?
  4. Liderazgo consciente: Es importante ponerse al servicio de los demás, sobre todo cuando eres líder o responsable de equipo o directivo. Hay que entender que estás ahí para ayudar a que la gente se desarrolle, no solamente en lo profesional, sino también en lo personal.
mindfulness trabajo
Pexels

Mindfullness en el trabajo

A lo largo del día también podemos vivir muchos momentos de estrés asociados a la presión por entregar un proyecto, asumir responsabilidades (propias y ajenas) e incluso tener algún enfrentamiento. El mindfulness, de nuevo, nos puede ayudar a tomar consciencia de cuando nuestro cuerpo está siendo sometido a estrés y nuestra mente está en un continuo estado de ansiedad. Antonio Gallego nos da unas pautas sencillas para abordar estas situaciones:

1. Quitar el piloto automático: Para empezar a ser conscientes de que nuestro cuerpo está siendo sometido a estrés, con todos los síntomas negativos que eso supone para nuestro cuerpo a nivel biológico.

2. Separar lo urgente de lo importante: Muchas veces nos centramos en amenazas ficticias que nos impiden diferenciar esas tareas que nos parecen urgentes, cuando en realidad no lo son.

3. No anticipar situaciones negativas: El mindfulness nos ayuda a volver al momento presente, es decir, poder coger y trabajar con la atención puesta en lo que se está haciendo en el momento con consciencia. Eso no significa que tengas que dejar de planificar, pero sí empezar a hacerlo cuando realmente es necesario.

Además, siempre puedes recurrir a una aplicación de mindfulness que te guíe mejor. ¡Tu cuerpo (y tu mente) lo agradecerán!

Continúa leyendo