Resiliencia, ¿cómo puede ayudarte en el plano laboral?

Descubre cómo tu capacidad para sobreponerte a las adversidades puede ayudarte (y mucho) en tu trabajo.

Resiliencia, ¿cómo puede ayudarte en el plano laboral?
Foto: Pablo Zamora.

Mucho se ha escrito sobre resiliencia y lo que significa para las personas. Es un término que cada vez se va poniendo más de moda y que hace referencia a la capacidad que tienes de sobreponerte a las adversidades que te encuentras en tu vida y a cómo de reforzada sales de esas situaciones. A mayor capacidad de resiliencia, mayor capacidad tienes para afrontar reveses personales, situaciones como la pérdida de seres queridos, fracasos profesionales y una larga lista de cosas que sin duda podrías rellenar con todo aquello que te ha pasado a lo largo de tu vida.

De todas las experiencias que has vivido, has aprendido; malo si no los has hecho, ya que es ese aprendizaje el que lleva aparejado un conocimiento cada vez más profundo de quién eres, el que hace que una vez que hayas salido de esas situaciones desagradables, adquieras nuevas habilidades y competencias materializadas en un cambio de comportamiento que se adecúe a cada situación. Eso es la resiliencia, aprender y crecer personalmente mientras superas las barreras que te encuentras en tu camino. Recuerda que no hay un solo instante en tu vida en el que no suceda algo.

¿Y cómo puede la resiliencia ayudarte en tu entorno laboral?

Resiliencia, ¿cómo puede ayudarte en el plano laboral?
Instagram @criedecore.

En tu entorno laboral, la resiliencia puede ayudarte a:

1. A establecer relaciones sociales constructivas. Somos seres vivos que necesitamos relacionarnos para conseguir una vida balanceada y plena. La forma y modo en el que establecemos esas relaciones deben ser basadas en el respeto mutuo, la comprensión y a través del establecimiento de nuestros propios límites por los que conseguimos una situación de igualdad con las demás personas. Las relaciones constructivas se basan en la comunicación efectiva con individuos que consideramos iguales y que, a su vez, también nos consideran sus iguales a través de la comprensión y aceptación de que cada persona es diferente, que no podemos cambiarla y que podemos decir no sin sentirnos culpables ni agredir verbalmente a la otra persona. 

2. Adquirir el sentido analítico y de dimensionamiento de los problemas de manera adecuada. Cuando surgen los problemas es importante saber situarlos en una escala y contexto adecuados. Esto será el punto de partida que te permitirá ser consciente de dónde estás y de cómo te encuentras para resolver los problemas que se te vienen encima, mantener el control de cuáles son tus fortalezas y capacidades para poder afrontarlos y del camino a tomar para cambiar la situación a través de toma de decisiones acertadas y teniendo comportamientos que refuercen las relaciones sociales construidas y acrecienten la autoconfianza y la adquisición de nuevas competencias que posteriormente podrán ser usadas en diferentes situaciones. En definitiva, consiguiendo un desarrollo personal durante todo el proceso.

Resiliencia, ¿cómo puede ayudarte en el plano laboral?
Foto: Pablo Zamora.

3. Arraigar el sentido de la esperanza. No hay nada más poderoso en esta vida que la esperanza. Creer que puedes conseguir lo que te propongas y que tienes la capacidad de poder hacerlo es la fuente de empuje para alcanzar grandes logros en tu vida profesional y también en la personal. La esperanza es el motor de la supervivencia en condiciones difíciles, cuando ésta se pierde se abandona todo intento de superar las situaciones complicadas y se pierde el hálito de vida que nos queda. Mediante la esperanza conseguimos ver un futuro definido en nuestra mente, vernos en otras situaciones y alcanzamos un estado de euforia que moviliza nuestros recursos para alcanzar nuestras metas.

4. Hablar de forma positiva. Quizás es interesante que contases las veces que hablas o que las personas de tu entorno hablan de forma negativa; te sorprendería el uso y abuso que hacemos de la forma negativa en nuestra comunicación diaria. Hablar en positivo no solo cambia el sentido de la lengua, sino también nuestras conexiones neuronales y la forma de ver la vida que tenemos, fomenta nuestro sentido de la esperanza y aumenta el número de opciones que somos capaces de obtener cuando buscamos soluciones a diferentes problemas. Cuando hablamos en positivo mejoramos el clima laboral en el que nos encontramos y fomentamos que las personas de nuestro alrededor también comiencen a pensar en positivo, es decir transmitimos nuestra positividad.

Como persona resiliente, incansable al desaliento, servirás de referencia y guía para alumbrar el camino en momentos difíciles de la empresa. Serás ese hombro que escucha y sobre el que se apoyan tus compañeros. Añadirás aplomo, sentido de la responsabilidad y dosis de realismo, pero a la vez la esperanza de que, con el esfuerzo de todos, podréis salir de la situación adversa

"Cuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros", Helen Keller.

Como persona resiliente, incansable al desaliento, servirás de referencia y guía.

¿Necesitas una sesión de coaching?

Resiliencia, ¿cómo puede ayudarte en el plano laboral?

Con más de 15 años en el ámbito multinacional (Unilever), Javier González une su conocimiento profesional en gestión y desarrollo de recursos humanos con la base académica proporcionada por TIC TheInstitute of Coaching The Washington Quality y el Máster en Coaching, Personal, Ejecutivo y Empresarial (Formaselect). Javier está además certificado como Coach por Bureau Veritas.

Como CEO de Magna Coaching – primera empresa del sector acreditada con el Sello de Confianza Online- focaliza su actividad en el coaching empresarial y ejecutivo, ambas áreas de referencia para el crecimiento profesional, y como profesor homologado de EOI, Escuela de Organización Industrial, y Aliter, Escuela Internacional de Negocio, imparte asignaturas vinculadas con la oratoria y la comunicación efectiva en diversos másters y también en el Programa Superior de Mujer y Liderazgo (Aliter).

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS