Te ayudamos a desconectar -de verdad- en vacaciones

¿Realmente sabes desconectar en vacaciones? Pautas para hacerlo de forma efectiva

Te ayudamos a desconectar -de verdad- en vacaciones

Es complicado poder desconectar cuando nos vamos de vacaciones. Siempre añoraras el poder disponer de unos días quizás, con suerte, semanas para dedicar tiempo a la familia y diversas actividades fuera del entorno laboral, pero pocas veces te ves capaz de “dejar atrás” el torbellino diario de trabajo en el que te ves inmersa.

Comienzas a arrepentirte de haber dejado tu teléfono móvil como contacto por si acaso sucede algo o necesitan de tu imprescindible conocimiento para resolver algún “entuerto”. Continúas por el remordimiento de haberte ido sin haber dejado terminadas todas las tareas y sigues con la preocupación de si algo sale mal que no haya sido porque no explicaste suficientemente lo que había que hacer cuando previsiblemente eso sucediese.

¿Te arrepientes de haber dejado tu teléfono móvil?

¿Qué puedes hacer para realmente desconectar del trabajo y poder disfrutar de las, tan merecidas, vacaciones? He aquí algunas pautas para hacerlo de forma efectiva:

Concentración

1.	Concentración

Cada día de tus vacaciones es un día único, no lo malgastes con pensamientos absurdos que no te ayudan en tu trabajo y que impedirán poder dedicarte a lo que realmente necesitas durante este periodo, “descanso”. Ese descanso no consiste en no hacer nada, sino en hacer lo que quieres durante el tiempo que precisas cuando tú lo requieres, es decir, a gestionar el tiempo de ocio a tu entero placer. Las técnicas de la concentración plena son una buena herramienta para poder centrarte en lo que estás haciendo y relegar tus pensamientos para dejar paso a la observación de tu propia realidad, mediante la cual comprenderás que no hay un solo momento en tu vida en el que no pase nada y que en cada instante tú eres la protagonista de lo que está sucediendo.

Relajación

Alejada del “huracán” de todo lo que sucede en tu día laboral y sin posibilidad de poder ordenar tus ideas, la relajación como inicio y fin de tu día de ocio es una potente medicina para atravesar el caos diario y comenzar la jornada con todos tus sentidos en lo que está por suceder. Déjate rodear de por todo aquello con lo que te relacionas y elimina las preocupaciones de lo que va a suceder mientras no estás en tu puesto. No puedes hacer nada a distancia y tu intervención va a quitar la responsabilidad a la persona que lleve tus asuntos durante este periodo. Establece el orden de importancia en el que debes actuar y aunque lo hayas dejado muy claro antes de irte, recuérdaselo a la primera persona que te llame para algo que puedan y deban resolver en tu ausencia. De esta forma las personas encargadas lo serán efectivamente y podrán adquirir la competencia de resolución de conflictos.

Creencias

Creencias

Es importante adecuar tus creencias antes de marcharte de vacaciones. Una de las más importantes es creer que las personas que dejas al cargo de los diferentes temas tiene la capacidad de resolverlos. Si no tienes esta creencia lo mejor que puedes hacer es haber tomado las medidas adecuadas para nombrar responsable a otras personas, pero si las has dejado al frente de tus temas, es que has visto que pueden llevarlos. No dudes ahora de tu propia capacidad para evaluar el trabajo de otras personas que has determinado competentes.

Igualmente importante es que tu intervención es eficaz por excepción, es decir sólo para aquellos momentos en los cuales es realmente imprescindible. Te contaré un secreto, no existe ningún momento en el cual tu intervención sea imprescindible durante tus vacaciones, porque para ellos has dejado a las personas adecuadas al frente de cada tema pendiente.

La vida se desliza entre nuestros dedos como el agua cuando intentas retenerla con tus manos y el tiempo y los sucesos que pasan, al igual que esa agua, no tiene vuelta atrás. No permitas que las arenas del tiempo oculten los momentos felices sin haber disfrutado de ellos. Seguir en el puesto de trabajo, a pesar de estar físicamente en otro lugar, es como disociarte en mente y cuerpo sin que ninguna de las dos partes estén a gusto. Confía en tu propio trabajo y en las personas que has preparado para hacerlo mientras descansas. Tú tendrás que hacer lo mismo por esas personas cuando ellas también descansen. El poder del grupo reside en la confianza mutua. Es tu momento, ¡aprovéchalo!

“Celebra la felicidad que los amigos siempre están dando, haz cada día unas vacaciones y celebra simplemente la vida”. Amanda Bradley

¿Necesitas una sesión de coaching?

javier gonzalez

Con más de 15 años en el ámbito multinacional (Unilever), Javier González une su conocimiento profesional en gestión y desarrollo de recursos humanos con la base académica proporcionada por TIC TheInstitute of Coaching The Washington Quality y el Máster en Coaching, Personal, Ejecutivo y Empresarial (Formaselect). Como CEO de Magna Coaching – primera empresa del sector acreditada con el Sello de Confianza Online- focaliza su actividad en el coaching empresarial y ejecutivo, ambas áreas de referencia para el crecimiento profesional, y como profesor homologado de EOI, Escuela de Organización Industrial, y Aliter, Escuela Internacional de Negocio, imparte asignaturas vinculadas con la oratoria y la comunicación efectiva en diversos másters y también en el Programa Superior de Mujer y Liderazgo (Aliter).

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS