Una universidad médica en Japón manipula las notas para admitir a menos mujeres

La universidad privada habría durante años manipulado los resultados de los exámenes de ingreso para asegurarse de la superioridad numérica de médicos varones. Las mujeres abandonarían supuestamente sus carreras antes.

Universidad Japón
Istock

¿Piensa tener hijos en los próximos años? Esta pregunta discriminatoria únicamente planteada a las mujeres sigue siendo una realidad, pese a su prohibición legal. La posibilidad de ser madre resulta ser un freno, en algunos casos antes de empezar a trabajar, en la universidad.

Los miembros de la Universidad Médica de Tokio habrían modificado durante años las notas de las candidatas en los exámenes de entrada con el objetivo de que estas representen solo un 30% del efectivo, según confirmó el diario nacional Yomiuri. La política discriminatoria empezó supuestamente en 2011, tras observar un éxito especialmente impresionante de las mujeres en los exámenes del año anterior. Casi un 40% de mujeres fueron aceptadas en 2010, dos veces más que en años anteriores. La universidad desde entonces decidió mantener una tasa relativamente estable. Según varios medios japoneses, como la agencia Kyodo News, las notas fueron rebajadas de un 10% algunos años.

En la primera fase de las últimas pruebas de ingreso, el pasado mes de febrero, un total de 1.596 hombres y 1.018 mujeres se presentaron . Aprobó respectivamente un 18,9 y un 14,5%. En la segunda fase, un 8,8% de hombres fueron admitidos, contra apenas un 2,9% de mujeres.

También te puede interesar:
Universidad Japón
Istock

¿La razón? La consideración de que las mujeres tienden a dejar su carrera al casarse y tener hijos. Las horas extras y el estrés ligado a la profesión conllevarían a una proporción mucho más importante de renuncia por parte de las mujeres, que priorizan su familia. Los hombres aportarían, según una fuente de la institución, un mayor apoyo al hospital universitario que se enfrenta a numerosas situaciones de emergencia.

Yoshiko Maeda, directora de la Asociación de Mujeres Médicas de Japón comentó en Facebook ante la polémica: "En lugar de preocuparse porque mujeres dejen de trabajar, deberían hacer más para crear un ambiente en el que las mujeres puedan seguir trabajando. Necesitamos una reforma del modo de trabajo, no solo para prevenir muertes por trabajo excesivo, sino también para crear un lugar de trabajo en el que todo el mundo pueda rendir según sus capacidades, independientemente del género”.

Esta polémica noticia se suma a otra denuncia: la universidad habría supuestamente favorecido el hijo de un miembro influyente del ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. El departamento de relaciones públicas afirmó que no tenía conocimiento de estos hechos. Una investigación interna se está llevando a cabo para esclarecer la situación.

Pese a su formación académica, las mujeres suelen enfrentarse a discriminaciones a nivel profesional ligadas a la presión de su marido o sencillamente de su empresa. Recientemente, una mujer tuvo que pedir perdón por quedarse embarazada fuera de su “periodo”, ya que su firma cuenta con un calendario preciso de bajas por maternidad. El Gobierno lanzó la estrategia “Womenomics” para reducir la brecha de género en el ámbito laboral. Los factores socio culturales siguen siendo demasiados importantes en la actualidad.

CONTINÚA LEYENDO