Cómo ser más asertiva y saber decir "no" en el trabajo

¿Sientes que nunca tienes tiempo? ¿Todos reclaman tu ayuda? ¿No te atreves a decir no? Si la mayoría de las respuestas son afirmativas, quizá tengas un problema de asertividad, y la única perjudicada serás tú si no eres capaz de solucionar el problema.

En ocasiones nuestro afán de agradar a los compañeros, de hacer bien nuestro trabajo o intentar ganarnos un puesto, puede hacer que no seamos capaces de decirle a los demás lo que probablemente no quieran oír, pero que tú estás en el derecho de plantear.

Lo verdaderamente importante no es que digas “no”, sino como seas capaz de expresarlo, desde el respeto, de forma directa y equilibrada.La asertividad tiene relación directa con la autoestima y la capacidad emocional, cuanto mayor sea nuestro desarrollo en esta área, mayores recursos tendremos para expresar lo que tenemos dentro sin sentirnos culpables por ello.

Continúa viendo nuestras galerías