Planeta Mujer -- Trabajo

¿Te gustaría ser más valorada en tu trabajo? Te damos las claves para afrontar el reto

Trabajar en lo que te apasiona es el fin que toda persona busca en su carrera profesional, pero no siempre que alcanzamos nuestro trabajo ideal, va acompañado del sentimiento de ser suficientemente valorado en un entorno donde poder desarrollar sin cortafuegos todo nuestro potencial, donde nuestro ADN esté impreso en la organización y nos sintamos parte de ella como principal objetivo.

¿Cuáles son los pasos a seguir en tu misión?

Que no te sientas feliz en tu trabajo, no siempre está relacionado con una falta de valor aplicada a tus capacidades, ya que son muchos los factores que pueden influir negativamente en el clima laboral que vivas en tu entorno de trabajo.

Los compañeros, los superiores, la cultura empresarial e incluso tu carácter, influye directamente en la satisfacción que te reporte tu trabajo, por lo que, si no te sientes feliz con lo que haces, primero deberías analizar los factores que influyen directamente sobre ello.

Si tu empresa o tu superior, no tiene en cuenta tus iniciativas, no te aporta margen de maniobra en tus procesos productivos y la toma de decisiones que te competen directamente, saltándose los procedimientos previamente establecidos, sin aportar razón alguna para ello, quizás deberías entender que tu valor en la empresa es residual.

Es importante remarcar, que cada organización posee una cultura diferente, y que no es comparable las condiciones de trabajo en una empresa de carácter tradicional, donde todo está muy jerarquizado y la autonomía en el trabajo es mínima, con aquellas organizaciones cuya estructura es más bien plana, y en las que las personas que la componen, gozan de plena libertad en la toma de decisiones, organizada con grupos de trabajo responsables y coordinados.

Si sientes que aumentar tu valor dentro de la empresa se hace necesario, no lo dudes ni un minuto más y ponte a trabajar sobre ello, no podemos garantizar que el logro sea completo, pero conseguirás la satisfacción personal de saber que lo has intentado y que no vas a desistir en tu meta de convertir en excelencia todo lo que haces.

Demuestra lo que haces y hazte valer, está en tu mano.