María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad: 'La igualdad plena interpela a hombres y mujeres'

En el Primer Foro de Mujeres de la Sanidad, las profesionales más brillantes del sector intercambiaron experiencias y propuestas para hacer relucir el talento femenino. La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, se encargó de clausurar el acto.

En el día del 88 aniversario de la aprobación del voto femenino en España, las profesionales más brillantes del sector sanitario se reunieron en Madrid. En el I Foro de Mujeres de la Sanidad, doctoras, líderes de la industria y políticas sobresalientes intercambiaron experiencias y propuestas para hacer relucir el talento femenino. Se trata del primer gran encuentro de mujeres comprometidas con el desarrollo de políticas efectivas que promuevan la presencia de la mujer en los más altos niveles de gestión sanitaria.

La jornada, organizada por Gaceta Médica y Marie Claire, fue clausurada por María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En sus palabras, “la igualdad plena de las mujeres en la sociedad y en la sanidad es una prioridad”. Durante su intervención, Carcedo aseguró que llevar a cabo actuaciones específicas para corregir la discriminación son necesarias, al igual que dar luz “a lo que hacemos las mujeres”. Aunque hacerlo, reconoció, no es solo cosa de ellas. La igualdad plena, subrayó, “es un asunto que afecta al conjunto de la sociedad: hombres y mujeres”.

La ministra de de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, durante su intervención en el I Foro de Mujeres de la Sanidad.

Cristina Narbona, vicepresidenta primera del Senado de España y presidenta del PSOE, y la exministra de Sanidad Carmen Montón se habían encargado de inaugurar el acto. Lo plantearon y bosquejaron. Con ellas, la influencia en la igualdad de la agenda legislativa puso, por primera vez en la mañana, un pie en el escenario. Narbona recordó cómo, en una de las primeras reuniones con Zapatero, el presidente se comprometió a promulgar leyes que acabaran con el “machismo criminal”. Solo llamando a las cosas por su nombre, puntualizó, se pueden resolver. O mirándolas de frente. La educación y los ejemplos reales, tangibles, de "cómo las mujeres pueden hacerlo, como mínimo, tan bien como los hombres", razonó, impulsan y elevan a quienes miran en la distancia.

En tres diferentes mesas redondas, mujeres con responsabilidad en sus diversos ámbitos debatieron y propusieron medidas para romper el techo de cristal, mejorar la conciliación y reconocer las experiencias exitosas puestas en marcha en las diversas organizaciones e instituciones.

Cómo romper el techo de cristal

Rosa Menéndez, presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, destacó la relevancia del esfuerzo inicial. Solo más tarde parece que las cosas ruedan. apuntó que “el esfuerzo no ha sido fácil”. Una estancia en Reino Unido ayudó a nutrir su agenda contactos. A ella, reconoció, las cuotas le ayudaron. Cree en su utilidad para abrir camino y ascender.

A Cristina Henríquez de Luna, presidenta de GSK España, vivir en el extranjero le ayudó a perder el miedo. Le dio capacidad de adaptación. Pedir una misma las cosas, como hiciera ella con su puesto actual, debe ser también, advirtió, una herramienta para avanzar.

 

Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III, convierte el techo de cristal en una cúpula. “Lo considero como una cúpula, algo más amplio que se extiende al resto de la sociedad”. Para deshacerse de él, primero deben eliminarse los pilares que lo sujetan.

Las claves del talento femenino

Fina Lladós, directora general de Amgen en España, destacó la necesidad de adoptar legislaciones específicas que potencien la conciliación. Un pacto de Estado que sobreviva a los distintos gobiernos contribuiría, sugirió, a abordar y conquistar los retos que aún se resisten a la igualdad.

Desde el punto de vista investigador, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, expuso los avances alcanzados en su centro. Las jornadas intensivas, la financiación del servicio de guardería o la concesión de un año extra para las evaluaciones tras el regreso por baja de maternidad o paternidad, señaló, “han conseguido que este centro pueda ser atractivo para el talento investigador femenino”. La ampliación de los permisos de paternidad, apuntó Ana Isabel García, portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Mujer de la Asamblea de Madrid, resultará fundamental para que la maternidad no penalice la carrera profesional de las mujeres.

La agenda legislativa como motor del cambio

Durante la última mesa, Patricia Reyes, secretaria cuarta de la Mesa del Congreso y miembro de la Diputación Permanente por Ciudadanos, Ana Prieto, exdiputada del PSOE y Amparo Botejara, exdiputada de Unidas Podemos, charlaron sobre el poder de las leyes como herramientas impulsoras del cambio social. Las políticas recordaron el acuerdo alcanzado por las diferentes agrupaciones para sacar adelante el Pacto de Estado contra la Violencia de Género e incidieron en que los avances reales son posibles gracias al consenso de los diferentes grupos.

Con ellas

Además de diversas instituciones, organismos y personas a título individual, las siguientes compañías apoyan y participan de los objetivos de Mujeres de la Sanidad: Abbvie, Amgen, AstraZeneca, Bristol Myers Squibb (BMS), Boston Scientific, Chiesi, Coca-Cola España, Grünenthal Pharma, GlaxoSmithKline (GSK), Merck Sharp & Dohme (MSD), Novartis Farmacéutica, Pfizer, Janssen, Laboratorio Farmacéutico Rovi, Sanofi, Laboratorios Stada y Takeda Farmacéutica España. Más información en: www.mujeresdelasanidad.com.

Continúa leyendo