Encuentro #MujeresdelaSanidad: cómo captar (y retener) el talento femenino

En el encuentro organizado por Gaceta Médica y Marie Claire, nueve profesionales del ámbito público y privado debatieron, a través de #MujeresdelaSanidad, sobre la captación y la retención del talento femenino.

 

A la cima se puede llegar escalando o en telesilla. Pero lo importante, siempre, es mantenerse. Poder y querer quedarse. Acerca de ello intercambiaron experiencias, anécdotas e ideas nueve profesionales del ámbito público y privado en el encuentro de #MujeresdelaSanidad organizado por Gaceta Médica y Marie Claire. En el coloquio sobre captación y retención del talento femenino, moderado por María Pardo de Santayana, directora de Marie Claire, la primera puntualización, aportada por Margarita López-Acosta, directora general de Sanofi en España, llevaba al diccionario: la idea de la retención se debe cambiar por la de seducción. Las empresas han de “enamorar” a las empleadas. Ellas deben querer quedarse.

En la suya lo han conseguido. Casi el 50 % del cuerpo de empleados es femenino. En el Comité de Dirección, el porcentaje asciende: sobrepasa el 62. Esa es la clave. “Ayuda a fomentar los programas especiales” con los que cuentan. Arriba es donde empieza la paridad.

Para Fina Lladós, directora de Amgen en España y Portugal, uno de los secretos de la paridad en su compañía es su objetivo. Los programas de flexibilidad apelan a mujeres y a hombres. Es, puntualizó, la manera de que la conciliación sea real. De otra manera, las tareas personales y familiares recaerían, de nuevo, solo en las mujeres.

 

De arriba abajo

Como López-Acosta, Cristina Henríquez de Luna, presidenta de GSK Farma en España, Portugal e Israel, mira hacia arriba. Tener una CEO con cuatro hijos permea y cala en la organización. En sus cuatro unidades de negocio en España, quienes ostentan la dirección son mujeres. El 64 % de su equipo de investigadores está constituido por mujeres. El programa de igualdad ideado por el Ministerio de Sanidad, ahora bajo las coordinadas de Presidencia, les ha ayudado a ser más honestos consigo mismos. 

Sobre eso también pivota la relevancia de la igualdad. Reconoció la exministra de Sanidad Carmen Montón que alcanzarla, y cumplir con ella de forma transparente, da prestigio. “La igualdad tiene que ver con un compromiso real, no con palabras, no con marketing. Es un contrasentido entender que si las mujeres son las que más formación tienen y, por tanto, las que representan la excelencia, la empresa se prive de esa excelencia. Uno de los porqués es que existen grandes resistencias patriarcales, machistas. Hay una resistencia a la incorporación de la mujer. Antes, el 50 % de la población se dedicaba a tareas domésticas y su acceso al mercado laboral trae consecuencias”. No todo el mundo, apuntó, lleva bien la nueva competencia.

 

Por ahora, añadió Carmen Martínez de Pancorbo, gerente del Hospital Universitario 12 de Octubre, “la labor de quienes entran en organizaciones del tamaño de la suya es hacerlas atractivas” y ser capaces de detectar el liderazgo natural en los equipos. En mujeres y en hombres. Y no importa, apuntó Marieta Jiménez, presidenta y directora general de Merck en España, si el liderazgo no se termina de alcanzar hasta pasada la treintena. No debería provocar vergüenza ser nombrada directora a los 45. No es malo tomarse algo más de tiempo. La maternidad, añadió Montón, no debería penalizar, sino premiar. Ese es el modelo al que, como sociedad, deberíamos aspirar.

También, a uno que renuncie a la autocomplacencia. En sus dos primeros años en Merck, contó Jiménez, el porcentaje de mujeres pasó del 25 al 52. No se necesitan diez años, sino voluntad. Y visibilidad, añadió Ana Morales, directora de Recursos humanos de Janssen España. Las mujeres deben ser conscientes de que pueden hacerlo, de que hay otras que ya están. Y de que conseguirlo no es un concentrado de sufrimiento. La subida, apuntó, también se puede disfrutar. 

Y, además, se debe compartir. Es importante, explicó Mercedes Benítez del Castillo, directora legal de Rovi, que las directivas sean generosas con las empleadas más jóvenes. Coincidía con Olga Espallardo, directora de market access & public affairs de Novo Nordisk, El mentoring, hacerles de guía para que se sientan capacitadas y respaldadas por la organización, es elemental.

Casi tanto como que las mujeres se encarguen de crear entornos menos jerárquicos. Con una estructura más horizontal, razonó Espallardo, la proactividad fluye. Las responsabilidades se asumen y las tareas se asumen y resuelven con agilidad. La misma que ya conduce la Ruta del talento femenino.

 

Con ellas 

Las siguientes compañías apoyan y participan de los objetivos de #MujeresdelaSanidad: Abbvie, Amgen, BMS España y Portugal, Boston Scientific, Grünenthal, GSK, Merck, MSD, Novartis Farmacéutica, Pfizer, Rovi, Sanofi, Stada, Takeda Iberia. Más información en la web de #MujeresdelaSanidad

CONTINÚA LEYENDO