#MujeresdelaSanidad, la iniciativa que abre el camino al talento femenino

Los integrantes se han reunido por primera vez en el encuentro La ruta del talento femenino. La Fundación Fundamed, Gaceta Médica y Marie Claire lo capitanearon. Buscan las líneas que deben ser trazadas para incrementar la presencia femenina en los puestos de dirección de la sanidad.

Las cosas no se acaban de solucionar. Para Marieta Jiménez, directora de Merck en España, “apoyar el talento femenino es una cuestión de supervivencia. Se trata de un tema de justicia, de derechos humanos y de generación de riqueza”. En #MujeresdelaSanidad ella y más de una veintena de mujeres y hombres lo reencauzan. A finales de marzo, los integrantes de la iniciativa se reunieron por primera vez en el encuentro La ruta del talento femenino. Fundamed, Gaceta Médica y Marie Claire lo capitanearon. Más de una veintena de mujeres (y algún hombre) sobresalientes en el ámbito de la investigación, la empresa y la atención sanitaria buscaron las líneas que deben ser trazadas para incrementar la presencia femenina en los puestos de dirección del sector.

El principio es siempre señalar el problema. Las experiencias se comparten, los patrones comunes se detectan y el problema se cerca. Pero el intercambio de ideas debía ir esta vez más allá. El impacto debía ser real. La participación de legisladores en el encuentro era imprescindible. A veces la costumbre solo la cambia la ley. La exministra de Sanidad y número uno del PP para las elecciones europeas Dolors Montserrat, la también exiministra por el PSOE Carmen Montón, la diputada de Ciudadanos Esther Ruiz o la directora general de la Cartera básica del SNS y farmacia Patricia Lacruz aportaron vivencias, ojos y oídos.

La carga en la mochila

Ellas o Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III, o María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, o Margarita López-Acosta, directora general de Sanofi, forman parte del 14% de toda la población activa de mujeres que, en España, trabaja en sanidad. En el sector, las mujeres constituyen el 77,69% de los profesionales. Pero a medida que la categoría en los puestos de dirección se eleva, disminuye su presencia. María José López, directora de Cumplimiento corporativo y responsabilidad legal de Novartis, apuntó que las mochilas de las mujeres son mayores que las de los hombres. “Sus vidas son más ligeras. Hay que plantear el discurso de la igualdad efectiva en términos de obligaciones, las que a nosotras nos sobran y a ellos les faltan”. “La política”, añadió Montserrat, “sirve para que las personas podamos decidir en libertad. La maternidad no debe penalizarnos. Es un punto de inflexión en nuestra promoción y afrontar cómo la apoyamos es elemental. La conciliación familiar, entre mujeres y hombres, es una de nuestras principales tareas. Como ministra me encontré más resistencia en las mujeres a aceptar cargos. Debemos terminar de perderle el miedo al miedo”.

Solo una de cada cuatro mujeres accede a la cúpula hospitalaria. En Madrid, solo un gran hospital, o sea, uno con más de 1.300 camas, está dirigido por una mujer: Carmen Martínez de Pancorbo, al frente del Hospital Universitario 12 de Octubre. Los hombres, apuntó la doctora, tendrán que aprender a sentirse cómodos con los nuevos valores. “A más mujeres les debe poder merecer la pena asumir un alto cargo. Les tiene que poder compensar”. 

En las compañías farmacéuticas, el 52% del empleo es femenino. En las empresas del IBEX 35, el porcentaje se tropieza en el 26. María Jesús Bonilla, diputada del PP, reconoció la necesidad de “las cuotas como instrumento para dar la oportunidad al talento”, pero, puntualizó, hay un techo de cristal “y otro de cemento: el de la confianza personal de las mujeres”. Marta Ariño, CEO de Zinet Media, coincidía con el apunte. La inseguridad frena. “Los hombres dan por hecho que están sobradamente preparados, y nosotras tenemos más aristas. Vemos el número, el global y las personas”. 

Redes y leyes

Lo importante ahora, subrayó Pilar Garrido, presidenta del Consejo Nacional de Especialidades de Ciencias de la Salud, es “indagar sobre las motivaciones por las que las mujeres no llegan a determinados cargos es elemental. Pero sin cuotas es evidente que no estamos alcanzándolo”.

Evidente ha de ser también, concluyeron, la presencia de las mujeres en el sector de la sanidad. Sus profesionales deben estar presentes y ser visibles, convertirse en referentes. Se es lo que se ve y conoce. “El discurso de la mujer excepcional”, añadió Montón, “aquella que triunfa sola en un mundo de hombres, ya se ha terminado. Cada triunfo individual lo debemos celebrar como uno colectivo”.

Y a crear un colectivo se comienza con el contacto. Y con los contactos. Hacerlos, cuidarlos y alimentarlos crean el grupo. Tejen el apoyo. Construyen una red. “Si hay más hombres”, apuntó Cristina Henríquez, presidenta de GSK, “hay mayores redes de apoyo entre hombres. El networking entre mujeres es necesario y debemos dedicarle tiempo”.

Leyes que acompañen y refuercen la realidad social para que la maternidad no lastre la carrera profesional, referentes visibles y una tarjeta de visita que salte del papel y se convierta en un café y un email de cómo estás. Dentro del grupo, la acción ahora, razonó Montón, ha de ser individual.

CONTINÚA LEYENDO