Vídeo de la semana

A subasta una de las joyas de estilo de Farah Diba

Una casa alemana pone a la venta uno de los tesoros del armario de la que fuera emperatriz de Irán.

Farah Diba
Gtres

Es habitual que algunos de los vestidos más icónicos de las royals puedan salir a subasta o que se pongan a la venta por una buena causa. Y es que los estilismos de reinas y princesa han sido, desde siempre, objetos de deseo para coleccionistas. Diana de Gales, Grace Kelly y otras royals han puesto a la venta sus looks por una buena causa. Ahora parece que el turno le ha llegado a una de las emperatrices más populares de las últimas décadas, Farah Diba. La que fuera tercera esposa del sha de Persia sigue siendo una de las mujeres más elegantes del mundo, y aunque se encuentre completamente desvinculada de la escena royal, su nombre es aún un importante reclamo.
 
La casa de subastas alemana Hermann Historica pondrá en unos días bajo el ‘martillo’, un magnífico diseño que perteneció a la Emperatriz. Se trata de un modelo de seda blanca con bordados tradicionales en azul y plata. Farah lo utilizó en numerosas ocasiones en los años sesenta y setenta, entre ellas, durante la visita del presidente Nixon a Irán.

Farah Diba
Gtres

El modelo tiene un precio de salida de 7500 euros y al parecer era uno de los preferidos de la Emperatriz, que buscaba con sus looks dar importancia a los diseñadores iraníes y al vestuario tradicional. Aunque desde la casa aseguran que se trata del vestido que llevó Farah, en varios posts en redes manifiestan que se trataría de una réplica y que el original permanece en el Palacio de Niavaran. En el momento en el que Farah abandonó el país tuvo que dejar tras de sí muchos recuerdos y pertenencias que la habían acompañado en sus años como emperatriz.

La boda de Farah y el Sha fue uno de los grandes acontecimientos de finales de los años cincuenta. Fue la tercera y última boda para el Emperador, que estaba ya desesperado por engendrar un sucesor varón, pero entre ellos surgió una bonita historia de amor que acabaría en el exilio. Siendo Farah una estudiante en París, el Sha se divorció de Soraya y sus amigas ya bromeaban con que ella sería la próxima reina. El sueño se hizo realidad y ella fue la última emperatriz de Irán y el último amor del Sha.

Continúa leyendo

#}