Vídeo de la semana

Alberto de Bélgica: el cumpleaños más amargo de un exmonarca en jaque

El monarca celebra su 86 cumpleaños en uno de los momentos más complicados para la Corona Belga

Alberto de Bélgica
Gtres

Una investigación por supuestos delitos sexuales de parte de su hijo Lorenzo y una prueba de ADN que confirma la relación de paternidad del monarca con Delphine Böel. Así es la actual situación de Alberto de Bélgica que, en mitad de una pandemia, celebra su 86 cumpleaños.

Como tercer y último hijo de Leopoldo III y la reina Astrid, Alberto II sucedió en el trono a su hermano, el rey Balduino I, tras su fallecimiento en 1993. Sin embargo, su vida no fue fácil. Durante la Segunda Guerra Mundial, el rey Leopoldo III de Bélgica asumió personalmente el mando de las tropas, mientras sus tres hijos salían del país y se refugiaban durante algún tiempo en España. Mientras sucedía la ocupación alemana, la Familia Real fue deportada a Alemania y Suiza y no fue hasta 1950 cuando Alberto pudo regresar a su país natal. Desde entonces, el monarca no dejó de formarse en la navegación y el desarrollo industrial de los puertos. Bajo el pseudónimo de ‘súper embajador’, Alberto II de Bélgica contrajo matrimonio con la princesa italiana Paola Ruffo di Calabria en 1959, con la que tuvo tres hijos: el príncipe Felipe, la princesa Astrid y el príncipe Lorenzo. Poco tiempo después, el hermano del rey Balduino I asumió la corona de Bélgica hasta 2013 que, tras veinte años de reinado, abdicó en favor de su hijo Felipe.

Alberto de Bélgica
Gtres

Pero los duros golpes para la Corona belga no acabaron ahí. Una biografía no autorizada de la esposa de Alberto II, la reina Paola, publicada en 1999, revelaba que este había tenido una hija fuera de su relación en los años sesenta, pero su identidad nunca había sido confirmada. Delphine Boël entró entonces en escena para decir que era ella, fruto de la larga relación entre su madre, la aristócrata Sibylle de Sélys Longchamps, y el entonces príncipe heredero Alberto. Pero en un entorno como el de la realeza belga, repleto de dinero e intereses, su irrupción fue interpretada por algunos con cierta desconfianza hacia sus verdaderos motivos. No obstante y tras varios años de negativas y evasivas por parte del rey emérito, el pasado enero se supo, por fin, el resultado de la prueba de ADN: Delphine Boël era oficialmente la hija de Alberto de Bélgica. Una noticia que cayó como una bomba en un país donde la Casa Real es uno de los pocos elementos de cohesión para sus ciudadanos.

Alberto de Bélgica
Gtres

Pero, cuando parecía que todo volvía a la normalidad, el pasado mes de mayo salió a la luz la noticia de que el príncipe Lorenzo de Bélgica investigó sobre la posible participación de su padre en supuestos delitos sexuales. La hipótesis que puso sobre la pista al hijo de Alberto II fue la publicación de un libro en el año 2010 sobre el pederasta Marc Dutroux. Desde el punto de vista de Thierry Debels, autor de la recién estrenada biografía del rey emérito, Lorenzo podría tener cierto rencor hacia su padre y, por ello, la relación entre ellos está totalmente rota, de ahí que haya investigado si había algo de verdad en todos aquellos capítulos oscuros.

Y es que, los royals belgas han vuelto a ser los protagonistas de los titulares de la prensa internacional. Joaquín de Bélgica que, hasta entonces, había sido uno de los miembros de la Familia Real belga más discreto y alejado de los medios de comunicación, ha sido el protagonista de la última polémica en torno al coronavirus. Tras celebrar una fiesta en Córdoba el pasado 26 de Mayo, la Casa Real confirmaba que el príncipe Joaquín había dado positivo en Covid-19 un día después del evento, iniciándose así una investigación por su irresponsabilidad y poniendo en cuarentena a más de treinta personas que asistieron a dicho evento.

Una larga y difícil vida llena de escándalos que el rey Alberto II ha sabido superar con creces. Aunque no sepamos si un nuevo escándalo salpicará de nuevo la Corona belga, esperamos que el rey emérito disfrute de su gran día con la compañía más especial.

Continúa leyendo