Alberto de Bélgica pone punto y final a los rumores y reconoce la paternidad de Delphine Boël

El monarca belga ha admitido el resultado de la prueba de ADN, pero también cree que nada tiene que ver con la paternidad legal de la joven

Casi una década de lucha ha sido el precio que Delphine Boël ha tenido que pagar para que se demostrara su verdad. Una realidad que, pese a ser cada vez más sonada, el rey Alberto de Bélgica se negaba a reconocer. A día de hoy y gracias al resultado de un test de ADN, la belga ha conseguido salirse con la suya y el Rey emérito de Bélgica ha admitido ser su padre biológico.

“Su Majestad el Rey Alberto II ha tomado nota de los resultados de la muestra de ADN a la que se prestó por solicitud del Tribunal de Apelaciones de Bruselas. Las conclusiones científicas indican que él es el padre biológico de la señorita Deplhine Boël”. Este ha sido el comienzo del comunicado que han emitido los abogados del marido de Paola de Bélgica con el que se ha dado veracidad a las palabras de la joven.

A pesar de haber admitido el parentesco biológico que les une, Alberto ha pronunciado su deseo de terminar con este proceso lo antes posible y con lo que conlleva “Incluso si existen argumentos y objeciones legales para justificar el hecho de que la paternidad legal no es necesariamente un reflejo de la paternidad biológica y que el procedimiento adoptado le parece cuestionable, el Rey Alberto decidió no hacerlo y poner fin con honor y dignidad a este doloroso procedimiento”.

El monarca ha recalcado no haber estado presente en la crianza de su recién reconocida hija, por lo que sí aceptaría ser su padre pero no cree que sea lo correcto “hacerse cargo” de su crianza “El Rey Albert desea señalar que, desde el nacimiento de la Sra. Delphine Boël, no estuvo involucrado en ninguna decisión familiar, social o educativa relacionada con la Sra. Delphine Boël y que siempre respetó el vínculo que existía entre la Sra. Delphine Boël y que siempre respetó el vínculo que existía entre la Sra. Delphine Boël y su padre legal.”

Por lo que, aunque haya sido reconocida públicamente la paternidad del padre del actual Rey belga con respecto a Boël, aún han quedado varios cabos sin atar en una historia iniciada por la propia Delphine. Fue ella misma quien decidió en 2013 presentar una demanda de paternidad, fruto de una biografía de la reina Paola, la cual fue publicada y dio a conocer la existencia de la nueva integrante de la Corona belga.

Continúa leyendo