Alberto y Charlene celebran sus 11 años de matrimonio con un romántico posado en los jardines de Palacio

Unas imágenes que el propio Principado se ha encargado de distribuir y con las que los príncipes monegascos pretenden poner fin a los fuertes rumores de crisis de los últimos meses.

La princesa Charlene y el príncipe Alberto II de Mónaco han decidido compartir un romántico posado en pareja desde los jardines de Le Palais Princier para conmemorar su undécimo aniversario de bodas. Unas fotografías con las que los príncipes monegascos vuelven a dar rienda suelta a su amor, y con las que pretenden acabar de una vez por todas con los fuertes rumores de crisis a los que han tenido que hacer frente durante los últimos meses.

Charlene y Alberto de Mónaco
Gtres

Tal día como hoy, hace ya once años, Charlene y Alberto decidieron sellar oficialmente su amor ante la atenta mirada de los miles de invitados que habían acudido a la cita más importante del año en el famoso Principado. Tras la celebración de una ceremonia civil que tuvo lugar el día anterior en el Salón del Trono del Palacio del Príncipe; los novios se dieron finalmente el “sí, quiero” en un acto religioso celebrado en el patio del Palacio de los Grimaldi. En total, más de 3.500 invitados acudieron a esta prestigiosa cita. Además de la familia Grimaldi al completo, algunos representantes de otras casas reales europeas y diferentes rostros conocidos del mundo de la moda y el cine decidieron acudir a esta importante cita. De entre los miles de invitados, solo 850 tuvieron el privilegio de poder presenciar el enlace en vivo en los interiores del famoso palacio. Una boda real que no solo consiguió acaparar la atención mediática en el pequeño Principado monegasco, sino de buena parte del mundo; y es que el enlace religioso fue retransmitido en directo por televisión.

Ahora, más de una década después de aquel famoso día en el que el mundo entero observaba con atención lo acontecido en el pequeño territorio monegasco, los príncipes de Mónaco han decidido compartir una fotografía para celebrar su amor. Con esta imagen, Charlene y Alberto vuelven a dar muestras su empeño a la hora de tratar de mantener una imagen de unidad de cara al exterior. Y es que este último año no ha sido nada fácil para ellos. El matrimonio ha tenido que hacer frente a numerosos rumores de crisis durante los últimos meses, a raíz de la desaparición de la princesa Charlene de la vida pública.

Charlene de Mónaco
Gtres

El pasado mes de mayo la consorte monegasca viajó hasta Sudáfrica, su país de origen, para realizar una misión que tenía como objetivo la conservación de la fauna. Un viaje que no terminó saliendo como ella esperaba, ya que la princesa de Mónaco contrajo una grave infección en oídos, nariz y garganta que le impidió regresar al principado durante más de medio año. Su equipo médico le recomendó que iniciara su recuperación en Sudáfrica, aunque antes de trasladarse definitivamente a Mónaco, Charlene tuvo que viajar hasta Suiza para terminar con su recuperación. Un descanso forzado que le llevó a recluirse en una clínica especializada en Zúrich, para reponerse sobre una dolencia que “no es solo física”, tal y como confesaba el príncipe Alberto hace solo unos meses. "Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”, aseguraba entonces. Esta grave infección otorrinolaringológica obligó a la exnadadora a tener que ausentarse de la vida pública durante más de siete meses, además de tener que pasar por quirófano hasta en tres ocasiones.

Charlene y Alberto de Mónaco
Gtres

Su delicado estado de salud, y la inexistencia de imágenes de la pareja durante todo este tiempo hizo que comenzaran a desatarse los rumores de crisis entre ellos. Unos rumores que se vieron reforzados a raíz de que a finales del pasado mes de enero saltara a la palestra la noticia de que la princesa Charlene había pasado su 44 cumpleaños en soledad en la clínica Paracelsus Recovery de Zúrich. La reaparición oficial de la consorte monegasca en un acto público no se produjo hasta el primer fin de semana de mayo, cuando Charlene acompañada por su marido y sus dos hijos, acudió al famoso circuito callejero de Monte Carlo para disfrutar de el Gran Premio de Fórmula E. A su llegada al evento pudimos ver a una Charlene risueña, con actitud serena, y muy pendiente de los mellizos Jacques y Gabriella.

Charlene y Alberto de Mónaco
Gtres

Tuvieron que pasar varios días para poder volver a disfrutar de la su presencia en un nuevo acto público. El pasado martes 24 de mayo fue la fecha escogida por la princesa Charlene para dejarse ver de nuevo en público y hablar por primera vez acerca de sus supuestos problemas matrimoniales con el príncipe Alberto II de Mónaco. La consorte monegasca acudió a la Montecarlo Fashion Week, donde, cansada de tantos rumores, decidía romper su silencio en relación con este asunto en unas declaraciones para el diario francés Nice Martin. "Ustedes quieren hablar de los rumores de divorcio o de mi nueva residencia en Suiza. Me parece lamentable que algunos medios de comunicación difundan tales rumores acerca de mi vida o de mi relación" comentó visiblemente molesta. Unas palabras con las que hace más de un mes quiso dejar claro que no ha existido ninguna crisis en su matrimonio; idea que han querido reforzar con este último y romántico posado con motivo de su aniversario.

Nacho Bellón

Nacho Bellón

Soy de los que piensa que hay pocas cosas más poderosas que una buena historia, y yo solo trato de escribir la mía.

Continúa leyendo