Amner Hall: los secretos del regalo más especial de la Reina a los duques de Cambridge

Así es la casa en la que Kate y Guillermo están pasando el aislamiento

Isabel II
Gtres

El príncipe Guillermo y Kate Middleton se dieron el ‘sí, quiero’ un 29 de abril de 2011 en la abadía de Westminster. Una boda real marcada por el espectacular regalo que les hizo Isabel II. Se trata nada más y nada menos que una preciosa casa de campo, o mejor dicho mansión, situada en el condado de Norfolk, en Reino Unido. Su nombre es Anmer Hall, de estilo georgiano y está situada a tan solo un par de kilómetros de Sandringham, la casa de vacaciones de la reina. Sin embargo, ha sido ahora cuando la mansión ha cobrado la mayor de las importancias, ya que los duques de Cambridge han decidido pasar la cuarentena allí. Y ha sido ahora también cuando hemos descubierto los secretos que esconde este regalo tan especial de Su Majestad.

 

 

Esta casita de campo es el lugar perfecto para relajarse y alejarse de los flashes de las cámaras que tanto persiguen a los royals. Construida por primera vez en 1802, entre sus residentes anteriores se encuentran Los Van Cutsems, amigos a largo plazo del Príncipe Carlos y sus hijos, así como el Duque y la Duquesa de Kent, que ocuparon la casa entre 1972 y 1990. Y es que, aunque Anmer Hall en sí parece la casa ideal, Kate y Guillermo recurrieron al arquitecto Charles Morris para acondicionarla a su gusto. Las reformas, además de renovar el interior, también incluyeron mejoras de la ya existente pista de tenis y reubicaron la piscina para esquivar a los paparazzi. No obstante, el cambio más significativo fue el jardín de invierno, una sala con cubierta de vidrio en la que la familia pudiera disfrutar de la naturaleza sin pasar frío. Además, la duquesa reveló que mantiene pollos en los jardines durante una visita real a una granja, lo que no es de extrañar debido a la pasión de Kate por los animales.

En cuanto al interior de la mansión, confiaron en el diseñador de interiores Ben Pentreath, con quien ya habían trabajado para remodelar el palacio de Kensington. El total de habitaciones de la casa es de 10 y entre ellas hay una especial para el matrimonio, más grande y con mejores comodidades como un gran baño privado. El estilo integral de Pentreath es el respeto por la arquitectura y los terrenos tradicionales de una casa y, como escribió en su libro ‘English Decoration’ en 2012, “lo más mágico y, por supuesto, escurridizo, constituyente de la decoración inglesa es el tiempo suave y tostado”, como ha dejado constancia en Anmer Hall. Una casa con mezcla de diseños contemporáneos y antigüedades muy queridas colocadas en las habitaciones del siglo XIX. Sin duda, la casa en la que todo querríamos pasar la cuarentena -y el resto de nuestras vidas-.

Continúa leyendo