Boris Johnson le plagia el anillo de compromiso a Kate Middleton

El Primer Ministro le ha regalado a su novia una sortija exactamente igual a la de Diana de Gales

Boris Johnson, Carrie Symonds
Gtres

A sus casi 32 años, Carrie Symonds está viviendo uno de sus mejores momentos. No solo acaba de anunciar que espera su primer hijo junto a Boris Johnson, sino que además también se ha comprometido con él. Una feliz noticia para la joven, que se ha convertido en una de las mujeres más importantes del Reino Unido, con permiso de la reina Isabel y las otras damas del clan Windsor.

Carrie debutaba hace unos días en público tras el anuncio del compromiso y lo hacía presumiendo de una incipiente barriguita. Lo hacía en un acto con motivo con motivo del Día Internacional de la Mujer en el 10 de Downng Steet, tal como confirmaba el Primer Ministro en su cuenta oficial de Twitter. Carrie lucía embarazo con un vaporoso vestido de flores de la firma Anthropologie, pero lo que más ha llamado la atención ha sido la impresionante sortija de compromiso que ha escogido el político para pedir la mano de su hasta ahora novia.

Una pieza que guarda muchas similitudes con una de las joyas más importantes del clan Windsor, el anillo de compromiso que Carlos entregó a Diana de Gales y que años más tarde reutilizaría su hijo, el príncipe Guillermo, para pedir la mano de Kate Middleton. Una imponente sortija de oro blanco y diamantes con un zafiro central elaborada por Garrard que en la época era el joyero de cabecera de la Casa Real Británica y que fue una elección de la propia Diana entre otras piezas que le presentó la reina Isabel. Dicen los expertos que Isabel II se quedó un tanto atónita cuando su futura nuera escogió la sortija más cara y ostentosa de todas las que la soberana le presentó y que al cabo de los años Diana acabó comentando que la pieza había dejado de gustarle.

Aunque se desconoce su procedencia, la sortija que Carrie Symonds luce en su anillo guarda muchas similitudes con la de Kate Middleton. Un anillo con una piedra azul y rodeada de diamantes, por lo que no sería extraño que fuera de la colección que Garrard tiene a la venta y cuyos precios superan los 5000 euros.

Al margen de esto, en ocasiones se ha comparado el estilo de Carrie con el de Middleton, hasta el punto de que se ha llegado a decir que la duquesa de Cambridge podría ser un referente de estilo para la novia del mandatario. Quizás ella misma haya pedido a Johnson que su sortija de pedida sea como la de Kate en un gesto más por acercarse a la Familia Real.

Continúa leyendo