Vídeo de la semana

Buenas noticias para Corinna: el juez decreta el archivo de su causa en España

Don Juan Carlos aún continúa en Emiratos Árabes, sin fecha de regreso

Después de la tempestad llega la calma. Y eso parece que es lo que ha ocurrido tras conocerse la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, de llevar a cabo el sobreseimiento provisional y archivar la pieza separada del caso Villarejo que implicaba a Corinna Larsen, ‘la amiga entrañable’ del Rey Emérito. Un archivo que ya había solicitado previamente Fiscalía Anticorrupción, como señala el magistrado en el auto de sobreseimiento. “Al no apreciar la existencia de indicios de criminalidad de un delito”, se afirma que tampoco se podía seguir investigándola, aunque en un momento dado fue llamada a declarar como imputada, aunque dicha citación no se terminó llevando a cabo. Pero el juez advierte que, al tratarse de un archivo provisional, “no podría descartarse que, de aparecer nuevos indicios, se procediera a una nueva reapertura”.

Corinna está “muy satisfecha pero nada sorprendida de que la investigación infundada que ha tenido que soportar los pasados meses en España haya sido archivada”, según ha expresado en un comunicado emitido por su agencia de relaciones públicas. En el mismo afirma que está encantada por la brevedad del procedimiento, aunque crítica con “la presión mediática a la que se ha visto sometida”, a pesar de haber concedido varias entrevistas a lo largo de estos meses durante los que se ha conocido el contenido de los audios entre ella y el excomisario Villarejo, en los que hablaban de aspectos personales de su relación con don Juan Carlos. Aunque fueron precisamente estas conversaciones referidas al Emérito las que saltaron a la luz pública, lo que se investigaba en la denominada Pieza Carol, es si Corinna Larsen había contado con los servicios del policía para un encargo personal, al sospechar que su asistenta española estaba filtrando información sobre su vida personal.

Fue el pasado 4 de marzo cuando se empezó a hablar de 65 millones de euros -remitidos desde la Fundación Lucum-, en una cuenta en Suiza propiedad de Corinna Larsen. Su abogado aseguraba entonces que esa cantidad de dinero había sido una donación del don Juan Carlos a modo de “regalo”. Diez días después el tabloide británico ‘The Telegraph’ revela que el Rey Felipe VI aparece como segundo beneficiario de Lucum. Solo 24 horas después de conocerse esta información, don Felipe renuncia a la herencia de su padre y además le retira la asignación anual que recibe por parte del Estado. El 18 de marzo Corinna vuelve a aparecer explicando que en 2019 mantuvo una reunión con don Juan Carlos para que, “de buena fe”, se pusiera fin a “la campaña de abuso” de la que se consideraba una víctima.

Después de varios meses escuchando los audios entre Corinna y el excomisario Villarejo, el 3 de agosto don Juan Carlos notificaba a su hijo su decisión de trasladarse al extranjero ante la “repercusión pública” de las noticias sobre su vida personal y para así “contribuir” a que el jede del Estado pudiera desarrollar su función “desde la tranquilidad y el sosiego” que el cargo requiere, como se leía en la misiva difundida por Casa Real. En aquel momento no se reveló el destino del Emérito, que finalmente viajó a los Emiratos Árabes, donde aún permanece sin fecha de regreso. Tras el archivo de la causa contra Corinna, ¿será ahora el momento de volver?.

Continúa leyendo