Vídeo de la semana

Carla Bruni desvela los secretos de su encuentro con la reina Isabel

La mujer de Nicolas Sarkozy ha protagonizado un documental francés en el que ha sacado a la luz algunas curiosidades protocolarias de Isabel II

Carla Bruni, Isabel II
Gtres

Bajo una apariencia de Reina protocolaria, está una monarca bastante tolerante. Estas son algunas de las percepciones que tuvo la ex Primera Dama de Francia cuando se reunió por primera vez con la reina Isabel. Carla Bruni ha relatado su experiencia con la soberana británica en el documental “Eliseo: nueve mujeres en los escalones del palacio” transmitido el pasado domingo por la noche en Francia 5.

Fue en 2008 cuando la esposa de Nicolas Sarkozy tuvo oportunidad de conocer a la madre de Carlos de Inglaterra al ser su huésped mientras acompaña a su marido al aeropuerto londinense de Heathrow. En su llegada a tierras inglesas, la pareja se trasladó al castillo de Windsor donde permanecerían una noche y disfrutarían de un banquete ofrecido por la mismísima Isabel II.

No cabe duda de que la reina Isabel lleva el peso de la tradición en Buckingham, por ello es una fiel partidaria del protocolo. Los miembros de la Familia Real respetan los códigos a rajatabla, y por tanto sus invitados extranjeros deberían hacer lo mismo durante la visita a Su Majestad. Carla Bruni, pese a no sentirse obligada a seguir la etiqueta británica, quiso formar parte de la tradición de los Windsor durante su estancia

“A la Reina le gusta que uses sombrero, pero no tienes que tener un sombrero. La Reina prefiere que lleves guantes, pero no tienes que tener guantes. A la Reina le gusta inclinarse, pero no tiene por qué hacerlo. A la Reina no le gusta el blanco o el negro, pero no tiene que ser gris todo el tiempo”, explicó de manera divertida la esposa del que fuera Primer Ministro Francés.

Finalmente, la madre de Giulia y Aurélien aclaró que intentó agradar a la esposa de Felipe de Edimburgo e hizo “lo que ella quiso” con tal de que se sintiera respetada en su Palacio. No cabe duda de que la exmodelo utilizó la elegancia que la caracteriza para seguir estrictamente las normas británicas.

Continúa leyendo