Los recortes del Rey Carlos III: Despide al manager de carreras de Isabel II y vende sus caballos

El nuevo monarca venderá este mes a Love Affair, uno de los mejores caballos de su madre.

Love Affair fue el protagonista de una de las últimas alegrías de la Reina Isabel II antes de morir. Dos días antes de su fallecimiento, su caballo se hizo con la victoria en las carreras de Goodwood, lo que supuso una gran satisfacción para la monarca. Sin embargo, los famosos recortes de Carlos III no entienden de sentimentalismos, y el caballo se ha convertido en su nuevo objetivo. El Rey de Inglaterra tiene en mente vender casi un tercio de los 37 caballos de carreras que ha heredado de su madre, sometiéndolos a subasta en Tattersalls, una de las casas de subastas equinas más importantes a nivel internacional. Entre los caballos que saldrán a la venta se encuentra Just Fine, el ganador que hizo historia a principios de este mismo mes como el primero en dar una victoria en una competición hípica al Rey Carlos III.

isabel ii
Gtres

Según fuentes de los establos reales, el nuevo monarca tiene previsto seguir reduciendo notablemente el número de caballos en un plazo de tres años, hasta que consiga frenar la cría a escala comercial. Según el ‘Daily Mail’, “la cuadra podría ser un museo en tres años”. Fuentes de la Casa Real británica han confirmado al mismo periódico que a pesar de estas medidas, la relación entre la Familia Real inglesa y el mundo de las carreras equinas no va a llegar a su fin por el momento. “El deseo es continuar con las tradiciones y conexiones con el Royal Ascot, pero no a la misma escala que la reina Isabel II”, explican.

isabel ii
Gtres

Por todos es sabido el amor de la Reina Isabel II por los animales, en especial por sus caballos y sus pequeños corgis. La monarca dedicaba mucho tiempo a criar y competir con sus caballos, a los que mimaba con mucho cariño. Carlos III no ha heredado la pasión por estos animales, y parece que no le va a costar mucho desprenderse de ellos. Su objetivo sería liberar a las arcas familiares del elevado coste que supone mantener a estos animales, un gasto que normalmente se veía compensado por los premios obtenidos en las carreras de caballos. Esta misma semana, el diario ‘The Sun’ adelantaba también que el nuevo Rey va a despedir a John Warren, manager de carreras y amigo personal de Isabel II, ya que tras los últimos cambios no serían necesarios sus servicios.

john warren isabel ii
Gtres

El recorte más evidente tendrá lugar en la próxima coronación de Carlos III, que a diferencia de su madre, hará una ceremonia mucho más discreta y menos ostentosa. La denominada ‘Operación Golden Orb’ tendrá lugar el próximo 6 de mayo de 2023, cuando el Rey será coronado en la Abadía de Westminster (Londres). El evento lleva varios años planeado al milímetro, Carlos III será coronado frente a Camila, la nueva reina consorte. A diferencia de la coronación de la Reina Isabel II, la que veremos el próximo año será mucho más breve, económica y moderna, en un intento por adaptar los actos en honor a la corona a la sociedad actual. El nuevo Rey quiere que la ceremonia represente las diferentes creencias y comunidades de Inglaterra, que refleje la diversidad étnica que existe en el país.

carlos iii
Gtres

Al servicio asistirán un máximo de 2.000 invitados, 6.000 menos que los que asistieron a la coronación de Isabel II. “No me sorprendería ver solamente a Carlos y a Camila y a Kate y a Guillermo con sus hijos en el balcón del Palacio de Buckingham después de todo", revelaba una fuente cercana a la Familia Real británica al periódico ‘The Daily Mail’. En la página web de la realeza se puede leer: “La ceremonia de coronación, una ocasión de esplendor y celebración, pero también es una ceremonia religiosa solemne, se ha mantenido esencialmente igual desde hace 1.000 años”. La ceremonia de Isabel II fue televisada por primera vez en la historia, más de tres horas de grabación que mantuvieron a espectadores de todo el mundo pegados a la televisión. La coronación del nuevo Rey durará aproximadamente una hora y no se exigirá la misma etiqueta a la hora de vestir, todo ello en un intento por adaptarse a los nuevos tiempos que vive Reino Unido.

Odina Sanz

Odina Sanz

Empecé a hablar con un año y hasta hoy. Maña de nacimiento y madrileña de adopción, dediqué mis primeros artículos a mi diario y le cogí el gusto, mi abuela dice que se me da bien. Objetivo vital: Dar la vuelta al mundo sin maletas.

Continúa leyendo