Carlota Casiraghi, su look bomba en pijama que copiarás esta Navidad

La hija de Carolina de Mónaco se ha convertido en la mejor embajadora de la moda comfy.

¿Quién dijo que realeza y comodidad no podían ir de la mano? Carlota Casiraghi se ha convertido en el claro ejemplo de que ser miembro de la Casa Real y un icono de moda es totalmente posible. Y es que, aunque su estilo tiende más a ser elegante y cuanto menos sofisticado, lo cierto es que los últimos años ha seguido al pie de la letra el ‘renovarse o morir’, escogiendo looks variopintos, arriesgados y que han acaparado todos los flashes. Y esta ocasión no iba a ser menos.

El desfile de la nueva colección de Métiers d’Art celebrado en Dakar ha reunido a rostros conocidos del panorama nacional tales como Naomi Campbell, Rossy de Palma o Caroline de Maigret, pero -sin duda- quien se ha llevado el máximo protagonismo ha sido la nieta de Grace Kelly. Como ya acostumbra a hacer, la hija de Carolina de Mónaco ha reaparecido en el tradicional encuentro literario que Chanel organiza cada mes. Como buena embajadora de la maison, la royal ha sido la anfitriona de este último celebrado en la capital de Senegal -el primero que se organiza en el continente africano-, conduciendo así el evento junto a la historiadora de literatura, Fanny Arama, en un capítulo que ha rendido tributo a la escritora Marie NDiaye, ganadora del premio Goncourt de 2009. 

En estas últimas citas de la lectura, Carlota Casiraghi se ha dejado ver con looks más sobrios, con los tonos oscuros como protagonistas. Sin embargo, en esta ocasión, la nieta de Raniero III ha dado un giro a su estilo, enfundándose en un look pijamero ideal para la época navideña que está a punto de comenzar. Se trata de un conjunto comfy formado por un pantalón de cuadros grandes en tonos blancos y azules a juego con una camisa de manga corta, botonadura central y cuello de solapas. Un estilismo de lo más original en el que la doble ‘C’ de Chanel no ha pasado desapercibida.

Además, lo ha querido combinar con un maquillaje ligero, una melena despeinada, joyas minimalistas y sencillas y el toque especial: los icónicos zapatos destalonados de la firma en color negro con purpurina plateada. Un look cómodo y rompedor que ya forma parte de los estilismos más desenfadados de su vestidor. Una elección completamente distinta a la escogida el día anterior, cuando se decantó por un conjunto formal compuesto por una chaqueta de  tweed de cuatro botones en dos colores y un toque de lo más original: una trenza de raíz. 

Cabe destacar que, desde la pandemia, se desató un gusto por el sportwear y el loungwear que se ha visto reflejado en la alta costura. Las marcas se adaptaron a las circunstancias y apostaron por la comodidad y el estilo pijamero por encima de los demás. Una forma de unir elegancia, originalidad y confort en una misma pieza e ideal para esta época en la que el frío, la manta y Netflix se han convertido en nuestros mejores aliados.

Corría 2002 cuando surgió el desfile Métiers D’art con el objetivo de reconocer el valioso trabajo de las casas de artesanía que hacen posibles las colecciones de la maison. En esta ocasión, ha sido el antiguo Palacio de Justicia de Dakar es escenario elegido por Virginie Viard para presentar esta colección de Chanel, que lleva ideándose tres años. Un evento en el que desarrollar “un diálogo profundo y de respeto” que volverá en enero de 2023, cuando la Galerie du 19M acoja durante varios meses intercambios y diálogos creativos entre personalidades senegalesas. 

Carlota Casiraghi
Gtres

Y es que, si hay una embajadora por excelencia de Chanel, esa es Carlota Casiraghi, pues no es ningún secreto que la prenda fetiche del vestidor de la hija de Carolina de Mónaco es la chaqueta tweed de la maison. Fue el pasado 19 de noviembre cuando, con motivo del Día Nacional de Mónaco, la nieta de Grace Kelly volvió a confiar en su firma de cabecera para dar una nueva lección de estilo. En esta ocasión, la royal escogió un vestido-abrigo de tweed en tonos grises y rosas, adornos de brillantes con la forma del logo y hombreras marcadas. Un diseño de aire clásico con el que -una vez más- hizo alarde de la elegancia que le caracteriza.

Continúa leyendo